Fotos Télam

Este lunes a la mañana el sol fue el wwwigo número uno de las dos primeras grandes alegrías para Argentina en el Mundial de Patin, luego de las postergación por lluvia del domingo. Maira Arias y Ezequiel Capellano cosecharon medallas para la delegación albiceleste, desatando la algarabía en las tribunas del patinódromo Roberto Tagliabué.

La maratónica jornada comenzó con una sonrisa para Argentina. El marplatense Capellano se subió al tercer escalón del podio en los 1.000 metros sprint al quedar detrás de los franceses Ewen Fernández y Alexis Contin.

Capellano ya había mostrado su avance ganando su serie sobre el colombiano Andrés Felipe Muñoz y ahora también dominó la semifinal, demostrando que tenía con qué para pelear por la medalla y que la llegada con un mes de antelación al Mundial fue fructífera para amoldarse lo más rápido posible a la pista. Y la apuesta salió más que bien.

En tanto, la gran decepción en esta definición fue Colombia. Es que Andrés Felipe Muñoz y Andrés Jiménez llegaban como candidatos pero un error en la cobertura de uno de ellos les impidió en el cierre pelear por una presea.

La segunda gran noticia para la delegación albiceleste llegó desde los patines de Maira Arias. La neuquina realizó un trabajo sin fisuras en la final de los 10.000 metros eliminación senior damas y terminó subiendo al segundo escalón del podio. Arias, que el año pasado en Bélgica peleó por una medalla pero no pudo conseguirla, esta vez sí lo hizo y sobre todo en su país.

En la prueba de la neuquina la medalla de oro fue para la colombiana Johana Viveros, mientras que el bronce se fue para China Taipei: Ho-Chen Yang. Mientras tanto, Colombia se llevó cinco oros sobre ocho finales disputadas en el turno matutino.

En los 1.000 metros sprint de mujeres la definición fue en los escritorios de los jueces, pues en pista la ganadora fue la estadounidense Erin Jackson, pero las autoridades la sancionaron por hacer caer a la coreana Lee y de así todo cambió. Colombia, que había sido plata, fue oro a través de Hellen Andrea Montoya.

La plata se la colgó la alemana Thum Nareike y el bronce quedó en poder de Soo Ji Jang. El inicio de la mañana fue con las semifinales de 500 metros. Allí quedaron las cuatro clasificadas a la final. Y tanto en mujeres como en hombres, la bandera que se mostró en lo más alto del podio y el himno que sonó fue el de Colombia.

En damas el oro fue para Yesenia Escobar, mientras que la medalla de plata se la colgó Min Jeong Park (Corea) y la de bronce fue para Yarubi Bandres (Venezuela). A continuación en los 500 metros sprint hombres el oro también fue colombiano: Edwin Estrada. La plata para el venezolano Johan Guzmán y el bronce para el alemán Albrecht Simon.

A continuación se desarrollaron las pruebas de fondo. Allí, Colombia se llevó dos oros y los otros se mudaron a Europa. En los 15.000 metros por eliminación junior mujeres el oro fue para Sandrine Tas (Bélgica), la plata para la colombiana Luz Caribe Garzón y el bronce para la también cafetera Fabriana Arias.

En los 15.000 metros por eliminación junior hombres el 1-2 fue todo colombiano. Oro para Manuel Saavedra y plata para Fabián Valencia, mientras que el tercer lugar y el bronce fue para el italiano Giuseppe Cistola.

En la rama senior varones 10.000 metros puntos/eliminación la máxima alegría quedó en poder de un español. Allí cruzó primero la línea de llegada el ibérico Patxi Peula, mientras que el colombiano Alex Cujavante culminó segundo, siendo tercero el francés Ewen Fernández.

Luego de la ceremonia de premiación de las pruebas de 500, 1.000, 15.000 y 10.000 metros volverá la acción en pista con pruebas de 500 y 1.000 metros en junior y senior masculino y femenino (octavos, cuartos, semifinal y final) y sobre la tardecita llegarán las competencias de relevos sobre la distancia de 3.000 metros en junior y senior.