El referente de la comunidad mapuche Marcelino Luis Pintihueque, conocido por su lucha por la reivindicación de los pueblos indígenas, falleció el domingo 17 de mayo a causa de un cáncer contra el que luchaba hace tiempo.

Pintihueque consideraba que los derechos indígenas eran vulnerados a través de nuevas formas 500 años después de la colonización. Su última cruzada fue contra la industria petrolera. Aukan Raiwe era el nombre que sus padres eligieron, pero en el Registro Civil de Comodoro Rivadavia no lo permitieron y por eso optaron por nombrarlo como el día del santo de aquel 26 de abril de 1957.

Con la llegada de la democracia en 1983, y ya asentado en Buenos Aires, Pintihueque participó de la construcción de las primeras organizaciones indígenas del país. También estuvo cerca de la reforma constitucional de 1994, junto a sus compañeros de otros pueblos originarios que reclamaban que sus derechos estuvieran incluidos en la carta magna.

En 2001 conformó la Organización Nacional de Pueblos Indígenas en Argentina (ONPIA), un antecedente de lo que después sería el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI). ONPIA surgió con el apoyo de la Coordinadora del Parlamento Mapuche de Río Negro y la Confederación Mapuche de Neuquén. Inició dos demandas contra YPF por la exploración de formaciones no convencionales de petróleo y gas en Chubut. La inconsulta a los pueblos originarios, el cuidado del agua y la protección del ambiente eran algunos de los motivos por los que Pintihueque llevó el tema a la justicia, patrocinado por la abogada Silvia de los Santos.