“El Salteño”, un león que había sido abandonado en 2011 por un circo en la provincia de Salta, que habitaba el ex zoológico de Mendoza, falleció el pasado viernes 26 de enero como producto de una obstrucción masiva en el colon, con un cuadro infeccioso asociado, según indicó la necropsia.

Desde la secretaría de ambiente resaltaron que desde el momento en que se detectaron los síntomas de decaimiento, diarrea y pérdida de apetito, el animal recibió constante atención veterinaria y se realizaron de manera inmediata las adecuaciones necesarias del recinto para poder tomar muestras para diagnóstico y aplicar los tratamientos indicados.

Junto a su compañera, el Salteño había sido abandonado en un estado grave de salud por el circo Hermanos Reyes en la localidad salteña de Río Piedras. El circo no tenía la documentación necesaria para acreditar el origen legal de los animales y trasladarlos en el país, por lo que decidió abandonarlos a su suerte.

Un equipo del entonces Zoológico de Mendoza se ofreció a ir buscarlos y traerlos a las instalaciones para encarar la recuperación física de esta pareja de leones que estaban muy débiles, con un avanzado estado de desnutrición y mostraban en la piel muchas regiones con alopecia y escoriaciones.

Los dos eran conocidos como la pareja de salteños. Actualmente el estado de salud del ejemplar hembra es normal y su ánimo está siendo controlado.