Los carpinchos, considerados como los roedores de mayor tamaño, son animales autóctonos, pequeños, y en virtud de su capacidad de poder vivir en diferentes tipos de hábitat, podrán permanecer en el nuevo Bioparque.

El subsecretario de Gestión Ambiental, Germán Larrán, explicó que “los carpinchos son animales que podrán estar sueltos, ya que son inofensivos y ayudan a repoblar áreas naturales”.

“Este Bioparque tiene un fin educativo y por tal motivo buscamos mostrar los planes de conservación y de reproducción a disposición de las áreas naturales con el objetivo principal de priorizar el bienestar animal por sobre el exhibicionismo”, agregó.

La municipalidad de La Plata liberó a más de 100 animales que fueron trasladados a lugares aptos para su bienestar y preservación. Próximamente le tocará el turno a flamencos, ciervos, un hipopótamo y una tigresa. Asimismo, se mantienen los trabajos para mejorar el hábitat de aquellos animales que no podrán ser trasladados a fin de mejorar la calidad de sus vidas.