Por Alberto Fabián Mastandrea y María Teresa Cosentino. Impuestos & Legales de BDO Argentina

Aunque se conoció la semana pasada, empezará a regir dentro de seis  meses el nuevo régimen de datos para viajar al exterior, que se impone a las aerolíneas y a los propietarios de aeronaves afectadas a la realización de vuelos particulares, quienes deben brindar datos sobre los pasajeros.

En efecto, el nuevo régimen de información exige informar –entre otros- los datos personales de los pasajeros (nombre y apellido, nacionalidad, fecha de nacimiento, tipo y número de documento), el itinerario completo del viaje, la información sobre modalidades de pago, los datos referidos a programas de fidelización (millas aéreas recorridas), la agencia y el agente de viajes, el número de vuelo, el número y la fecha de emisión del billete, las fechas y horas previstas de salida y de llegada del vuelo, la cantidad de equipaje, etcétera.

La información debe ser provista con 72 horas de anticipación a la partida del vuelo, debiéndose realizar transmisiones adicionales para comunicar las novedades, a las 24 y a las 6 horas previas a la partida y, por último, una vez que todos los sujetos hayan abordado y la aeronave esté lista.

El régimen comenzará a regir dentro de 6 meses –esto es: a partir del 24/03/2015- para las aerolíneas internacionales, no existiendo aun una fecha de entrada en vigencia para los vuelos particulares.

Según los considerandos de la norma, la misma está orientada –entre otros propósitos- a “… optimizar los procesos de control y fiscalización, simplificar procedimientos operativos aduaneros, migratorios y de seguridad aeroportuaria, incrementando la eficiencia en la prevención de los delitos, el narcotráfico, el terrorismo internacional, la trata de personas y el tráfico ilegal de inmigrantes”.