Por Leandro Vesco / Fuente: Telam

Familias de los parajes Ñirihuau Arriba, Pichileufu y Villa Llanquín presentaron alternativas de turismo rural para este verano, centradas en compartir sus actividades productivas y culturales con los visitantes, además de paseos a pie y cabalgatas, en un desarrollo acompañado por la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación.

Se trata de rincones de gran belleza de la estepa, atravesados por ríos y arroyos, donde los visitantes pueden hacer paseos a pie y travesías a caballo, caminatas fotográficas y visitas a sitios históricos. La Red de Familias Rurales de Río Negro integra la Red Argentina de Turismo Rural Comunitario, organizada y asistida técnica y financieramente por la Secretaría Nacional, que plantea el recurso turístico como una de las partes en las que se diversifica la actividad de los pobladores que la integran.

El turismo rural es una alternativa de recreación que cada vez genera más adeptos, se trata en todos los casos de personas que quieren experimentar la sensación de estar en ambientes rurales, sintiendo y viviendo el ritmo natural de la vida, contenidos por escenarios solitarios y alejados de las distracciones urbanas. Cada vez son más los pueblos que se abren a este sistema y reciben cada vez más visitantes que luego regresan y promocionan el lugar generando un canal de difusión más claro y personal.

Analía García, técnica en Turismo rural explica que con esta experiencia en estos parajes de Río Negro buscan “afianzar el arraigo y sumar oportunidades a los jóvenes e impulsar la valorización de sus actividades y cultura” Agregó que ofrece a los visitantes una diversidad de actividades, como un día de campo como opción de mínima y con pernocte, si se lo prefiere; con paseos a caballo y recorridos por huertas y predios de ganadería (ovejas, chivas y vacas), y muestras de trabajo en artesanías de lana y cuero. “Depende de la actividad a la que se dedique la familia que se visita, que además tienen diferentes perfiles, desde los criollos hasta los mapuches. Es una propuesta distinta de turismo, con anfitriones rurales en lugar de prestadores, y visitantes en lugar de turistas”

Los precios de referencia para turistas nacionales rondan los 380 pesos por persona para un día de campo completo, con caminatas y comidas; 520 pesos por persona sale una cabalgata de todo un día con comidas; y el pernocte 130 pesos con una cena de 120 pesos. Hay importantes descuentos para chicos. Los residentes de Río Negro también tienen descuentos y un día completo con comidas cuesta 200 pesos por persona, con los mismos valores de pernocte con desayuno. También está la opción de acampar, a 30 pesos por noche por persona. Un 15 por ciento de la recaudación se reinvierte en mejoras y servicios del sistema, en tanto que las agencias de viajes que ofrecen estas propuestas perciben una comisión similar.

Estas son las semanas en donde muchas familias están decidiendo qué lugar elegir para pasar unos días lejos de sus hogares, hoy más que nunca es tiempo de apostar por el camino alternativo, por  el silencio de una noche al lado de un arroyo, la contemplación de una montaña o por una caminata por un sendero que nos devuelva un poco la paz que hemos perdido en las ciudades.

Para más información: www.culturarural.com.ar y por mail a culturaruralpatagonica@gmail.com