Patagonia Gold sólo espera la resolución de la justicia para poder comenzar con la exploración y el cateo en el cerro Bandurria, en las proximidades del sitio arqueológico Cueva de las Manos, en Santa Cruz. Un lugar protegido por leyes nacionales e internacionales. La empresa canadiense cuenta con la autorización de la provincia para la exploración. La ONG Flora y Fauna, iba a ceder estas tierras para la ampliación del Parque Nacional Patagonia, pero el gobierno santacruceño quiere expropiarlas.

La noticia de la exploración en La Cueva de las Manos movilizó a asambleístas de todo el país que comenzaron a hacer campañas en las redes sociales para visualizar el problema. Sitio declarado Patrimonio Cultural por la UNESCO, la exploración en el cerro Bandurria pone en riesgo uno de los más importantes yacimientos arqueológicos del mundo. La ONG Flora y Fauna presentó un amparo en la justicia para que se frene la exploración. La provincia, que por ley tiene la obligación de proteger el yacimiento, también está interesada en recibir las regalías de la minería. La situación financiera de Santa Cruz es crítica.

La Cueva de las Manos es un sitio arqueológico y de pinturas rupestres que se encuentra en el profundo cañadón del río Pinturas. Su interés radica en la belleza de las pinturas, así como en su gran antigüedad: hasta el momento, las inscripciones más antiguas están fechadas en 7350 A. C. Se trata de una de las expresiones artísticas más antiguas de los pueblos sudamericanos.

Según la Agencia de Noticias Mineras, Patagonia Gold está lista para comenzar con la exploración, que se iniciaría con la perforación de seis pozos. Según los ambientalistas, la zona de Cuevas de Las Manos es muy sensible y cualquier actividad sísmica -que resulta de la actividad propia de la minería a cielo abierto- podría ser perjudicial para el yacimiento arqueológico.

El proyecto de cerro Bandurrias data del año 2010, según lo señala la Agencia OPI, aquel año el gobierno de Santa Cruz otorgó e Patagonia Gold la postestad sobre estos territorios, que los tenía en custodia la ONG Flora y Fauna a la espera de que finalizaran los trámites para cederlos para la ampliación del Parque Nacional Patagonia, pero en simultáneo un diputado nacional por Perito Moreno presentó un proyecto para que se expropien estas tierras y pasaran a formar parte del Municipio de esta localidad. El problema ahora se solucionará en el ámbito judicial provincial dentro de un año electoral. La ONG, conociendo la poca autonomía de los jueces de la provincia patagónica, pretende llevar este problema a la competencia nacional.

Los dos mayores interesados para que Patagonia Gold inicie su exploración son el estado provincial, para poder acceder a las regalías y el municipal para poder aceptar los beneficios que la industria minera les da a las comunas, arreglo de algún camino, creación de un polideportivo o ayuda económica. Nadie, excepto la ONG Flora y Fauna se preocupan por el medio ambiente de un sitio protegido por la ley. La empresa entanto asegura que la dinamita que usará para romper la montaña no causará daños a la Cueva de las Manos. Sólo son 18 KM los que separan este último lugar con los lugares elegidos por las empresa para dinamitar. Las consecuencias de las ondas sísmicas de estas explosiones son impredecibles.