Un equipo de científicos holandeses pertenecientes a la Universidad de Tecnología de Eindhoven desarrollaron una sustancia capaz de purificar el aire al ser aplicada en la superficie de la calle. Este invento podría ayudar a reducir el impacto ambiental de autos y camiones en todo el mundo.

Los gases contaminantes emitidos por los vehículos contienen óxidos de nitrógeno, que son compuestos químicos tóxicos. Actualmente los científicos están promoviendo las virtudes del ‘pavimento fotocatalizador’, que contiene un químico activo que puede absorber sustancias contaminantes somo los óxidos de nitrógeno, y convertirlas en otras sustancias químicas menos peligrosas, como nitratos.

La sustancia rociada sobre el pavimento es un polvo de color blanco: óxido de titanio. El investigador líder del experimento, Jos Brouwers, explicó que incluso se puede aplicar sobre adoquines.

Los científicos pusieron el material a prueba en algunas calles de una zona residencial de la ciudad de Hengelo y se redujo la concentración de óxido de nitrógeno en el medio ambiente hasta en un 45%, en condiciones óptimas.

La utilización de esta tecnología podría incrementar en un 50% el costo de la pavimentación de suelos, pero vale la pena la inversión.

En otras partes del mundo, existen sistemas parecidos, como por ejemplo en Chicago, Estados Unidos, donde existe un carril de bicicletas con un suelo que también absorbe la nube tóxica de la ciudad, o una bicisenda que posee faroles que alumbran con energía solar y eólica.

Otro ejemplo es un polígono industrial de España están instalados unos adoquines especiales que posee una elevada capacidad de captación de CO2 ambiental. Su composición aditiva esta basada principalmente en hidróxido de calcio optimizado, capaz de captar una gran cantidad de CO2 para su transformación en carbonato de calcio.