El próximo sábado 12 de diciembre se realizará de manera virtual la Cumbre sobre la Ambición Climática de 2020, previo a la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) que se celebrará en noviembre de 2021 en Glasgow, Reino Unido.

Tres días antes de esta cumbre que pretende dar un nuevo impulso a los compromisos internacionales para mantener el calentamiento global por debajo de 2°C, y si es posible 1,5°C, en comparación con la era preindustrial, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) volvió a lanzar un mensaje de alarma.

En su informe anual, en el que compara las emisiones reales de gases de efecto invernadero con las compatibles con los objetivos de París, advirtió que la reactivación tras el freno económico que impuso el nuevo coronavirus tendrá que ser muy ecológica para evitar lo peor.

Para mantener la esperanza de limitar el calentamiento global a 1,5°C, se tendrían que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en un 7,6% por año, cada año desde 2020 a 2030, según la ONU. Estas emisiones aumentaron en un promedio de 1,5% anual durante la última década, alcanzando un récord en 2019 (59,1 gigatoneladas, o miles de millones de toneladas, o +2,6% más que en 2018).

Si bien la pandemia detuvo gran parte de la economía mundial y las actividades humanas durante varios meses, y provocó una fuerte caída de las emisiones, los expertos de Naciones Unidas indicaron que este fenómeno tendrá un efecto insignificante a largo plazo, ya que con el freno económico de este año se habría evitado alrededor de 0,01ºC de calentamiento para el 2050.

La Cumbre del próximo sábado  congregará a dirigentes de distintos ámbitos dispuestos a asumir nuevos compromisos para hacer frente al cambio climático y cumplir el Acuerdo de París, cinco años después de su adopción el 12 de diciembre de 2015. El encuentro del sábado busca que los países establezcan nuevos y ambiciosos compromisos en el marco de los tres pilares del Acuerdo de París, que son la mitigación, la adaptación y la financiación.

Intervendrán en la Cumbre el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres; el primer ministro británico, Boris Johnson; el presidente de Francia, Emmanuel Macron; su par chileno Sebastián Piñera y el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, en su calidad de co-organizadores y asociados, así como otros Jefes de Estado y de Gobierno y agentes no estatales.