El picaflor negro (Melanotrochilus fuscus) es un ave exclusive de América. Se distribuye desde Alaska hasta Tierra del Fuego. Habita bordes de selva y matorrales arbustivos. En el país se lo encuentra en Entre Ríos, Corrientes y Misiones, además de la zona costera de Buenos Aires. Es posible verlo en grupos con otras especies alimentándose en árboles en floración. No es tan fácil de observar como otras especies de picaflores, más comunes. También se alimenta de pequeños insectos que captura en el aire. No caminan, solo se posan en sitios elevados, desde donde pueden volar. Vuelan en cualquier dirección (al batir sus alas a gran velocidad, pueden dirigirse hacia delante, atrás, arriba o abajo), se mantienen suspendidos en el aire. En esta familia de aves, se encuentra el ave más pequeña del mundo. En el despliegue el macho y la hembra realizan un vuelo zigzagueante y se mantienen suspendidos, enfrentados a una cierta distancia. Su peso oscila entre 2 y 20 gramos. El nido es una diminuta tacita colgante, y su construcción y cuidado de la prole está a cargo de la hembra. Incuba dos huevos blancos que al cabo de 14 a 19 días, nacen desnudos y ciegos.

Colabora: D’Acunto Claudia – Aves Argentinas
Más información: www.avesargentinas.org.ar
Fotógrafo: S Vitali