El Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Trenes Argentinos, llamó a una licitación de casi 42.000 durmientes de quebracho colorado para ferrocarriles. La Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam) y una ONG ambientalista cordobesa que trabaja con la Naciones Unidas pidieron que el gobierno suspenaa la licitación por tratarse el quebracho de una “especie forestal en peligro de extinción”.

“El Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Trenes Argentinos, llamó a licitación para la compra de 41.730 durmientes de quebracho colorado, lo que representa unas 5.000 toneladas e implicará la destrucción de los bosques chaqueños”, informó Raúl Montengro, titular de la Funam.

“Solicitamos al gobierno nacional que suspenda indefinidamente la licitación de durmientes de maderas duras y se declare en emergencia nacional a los quebrachales de Argentina, y muy especialmente, aquellos donde coexisten las tres especies autóctonas de quebracho (colorado, orco y santiagueño/mestizo)”, afirmó Montenegro.

Desde la Fundación por la Defensa del Ambiente señalan que “es absurdo seguir presionando una especie en peligro cuando hay disponibles durmientes de cemento y plástico reciclado” Una investigación de la Universidad del Nordeste -citan en la Funam- afirma que de seguir depredando a los quebrachales se pronostica que habrá árboles de este especie “sólo para 60 años más”. Montenegro fue determinante en su conclusión: “Ya se perdió el 85% de los quebrchales en Argentina”.