En sintonía con la medida que ya adoptaron algunas localidades de restringir la utilización de bolsas de nylon, el Concejo Deliberante de Pinamar aprobó una ordenanza que prohibirá a los comercios la entrega de vasos de plástico y sorbetes.

Se trata de una iniciativa impulsada por la ONG Big Human Wave, que entrará en vigencia a partir del 1 de diciembre de este año.

Desde hace tiempo vemos que los sorbetes son uno de los productos que más encontramos en las limpiezas habituales que hacemos en las playas. Son productos que por su tamaño no suelen ir a reciclaje, pero además son muy difíciles de reciclar, porque están hechas con un derivado del plástico muy difícil de romper“, explicó el presidente de Big Human Wave, Gastón Caminata. “Cuando se descomponen tiene muchas sustancias que contaminan el océano por más que luego sean removidas“, agregó.

A su vez, la propia ONG, a través de su presidente, Gastón Caminata, confesó que algunas localidades vecinas como Villa Gesell y Mar del Plata estarían dispuestas a sumarse a esta iniciativa, por lo que ya están comenzando los diálogos con los ediles de ambos municipios. Aunque su implementación y concientización llevaría un tiempo prudencial.

En ese mismo sentido, la Concejal Alejandra Apolonio manifestó queremos evitar que la fauna marina siga muriendo por la ingesta del plástico, miles de animales mueren al año por esta causa. Cuidar nuestro medio natural nos ocupa. Tanto el bosque como la playa”.