Fuente: Agenhoy

En el 2011, la Universidad Jauretche vivió su primer ingreso estudiantil, con una matrícula de miles de estudiantes entre quienes se encontraba Juan Martín Casco, uno de los recientes egresados: “Yo terminé de cursar en 2013, pero hace un mes rendí mi último final. Soy uno de  los primeros egresados de la Universidad Jauretche”, dijoorgulloso a AGENHOY.

COOPERAR

Con ese mismo entusiasmo y el impulso emprendedor, creó Plantá, una marca a través de la cual comercializa a la región productos frutihortícolas bajo las leyes de la economía solidaria y respetando el medio ambiente. Lo hace con productos como pomelos, naranjas, mandarina, limones, jengibre, remolacha y hasta stevia. “Trabajo con la Cooperativa de Productores Hortícolas de la calle 1610, que son productores de la Capilla en Varela. Ellos producen con asesoramiento del INTA y de manera agro ecológica. Juntos trabajamos con los conceptos de comercio justo, incentivando la producción local, ayudando a la economía social y solidaria, entonces son muchos trabajadores organizados en la cooperativa, y eso le da otro significado. No es solamente el laburo de comercializarlo”, dijo Casco.

COMERCIALIZAR LO BUENO

El aporte de Plantáa la producción de la cooperativa es el de la comercialización, porque “para los pequeños productores es muy complejo el tema de la comercialización”. Casco, como especialista aseguró que “el sector tiene mucha falta de regulación, hay trabajo infantil, mucha irregularidad, la gran mayoría de la mercadería no se factura”. Pero además con Plantá le agregaron el valor del servicio de entrega: se trabaja con una preventa, se hacen reservas y pedidos y se fija un día y horario paras hacer la entrega. En ese sentido, Casco dijo: “En la totalidad de la cadena productiva terminamos vendiendo un producto bueno, entregado a domicilio y a un precio razonable, que está disponible en Varela, Berazategui y Quilmes.  Desde El Parque, allá en Ingeniero Allan, hasta el Triángulo de Bernal”.

Otro punto fundamental de la iniciativa es colaborar con la vida saludable.  “Comer sano o comer orgánico está asociado a una cierta élite, pero en realidad no debe ser así”, dijo.

 

DE SUR A SUR

Juan Martín nació en el sur del país, pero desde muy joven vino a vivir a Berazategui, aunque realizó los estudios secundarios, terciarios e inició la actividad laboral en Florencio Varela. Hoy tiene 30 años y se desarrolla como micro emprendedor.

Casco estudió la Tecnicatura Universitaria en Emprendimientos Agropecuarios, una carrera de pre grado que le brindó los conocimientos que ahora aplica: “La Jauretche me sirvió para aplicar muchos conocimientos que me transmitieron los excelentes docentes que tuve.  Ellos provenían de la UBA o de la Universidad de La Plata y me brindaron muchas herramientas”, dijo Casco, que además fue secretario del primer Centro de Estudiantes de la UNAJ y luego llegó a presidir el mismo.

INICIATIVA AGROPECUARIA

El emprendimiento germinó en diciembre del año pasado con la idea de producir y comercializar macetas de madera con plantas aromáticas:“Como además soy docente, cuando vino el receso de verano decidí encarar algo nuevo y propio, entonces es ahí donde yo empiezo a ver qué podía hacer”, explicó.“El emprendimiento nace como una marca. Yo empecé a hacer unas macetas con material que reutilizaba, con madera. Eso lo hacía de diferentes tamaños y modelos, y tienen un tratamiento por dentro y por fuera para que no se pudra la madera. Empecé a venderlas con plantas aromáticas”, dijo a modo de resumen de esos primeros pasos como emprendedor.

Para febrero empezó a asistir a ferias y a vender esos productos por las redes sociales como Facebook. Luego, cuando llegó la temporada de verduras, decidió comercializarlas de forma masiva: “Por eso digo que la marca es la plataforma desde donde vender los productos fruti hortícolas, las aromáticas y las macetas de álamo”, dijo Casco.