La paradisíaca Playa del Amor, en las Islas Marietas del Pacífico mexicano, cerrará por tiempo indefinido por exceso de turistas. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas ha anunciado este que a partir del próximo 9 de mayo impedirá la llegada de turistas a esta región ubicada en las Islas Marietas (Estado de Nayarit, occidente de México). Las autoridades ambientales han detectado el deterioro de los corales, así como un exceso de turistas —que supera cuatro veces lo permitido— en el último periodo vacacional de Semana Santa.

A estas islas desgracidamente famosas se puede llegar desde Puerto Vallarta atravesando la Bahía de Banderas en una barca. El cayo está inhabitado pero diariamente los turistas se acercan para disfrutar de la Playa del Amor, escondida en el centro volcánico del islote, y también para observar los arrecifes que la rodean. Sin embargo, las visitas han excedido por mucho el límite. En la Semana Santa, las autoridades registraron 27.000 turistas en dos semanas, un promedio de 3.000 personas por día, cuando la regulación ambiental pide que el turismo no rebase los 625 visitantes diarios.

El Parque Nacional Islas Marietas es un sitio de reproducción, alimentación y descanso de aves marinas, tiene gran diversidad de especies coralinas y cuanta con la más grande diversidad de peces de arrecife en la Bahía de Banderas. Protege 44 especies de flora y fauna. Se trata de una biosfera protegida por la Unesco

Durante las pasadas vacaciones se llevó a cabo un operativo de vigilancia impulsado por la Oficina de Visitantes y Convenciones de la Riviera Nayarit que tenía como objetivo comprobar si la afluencia turística traía consigo beneficios o problemas. Se realizaron labores con un gran equipo de trabajo que permitieron hacer una revisión del cumplimiento de las reglas del Parque  Nacional, se inspeccionaron en zonas de embarque y se evitó que el coral sufriera daños, así como se previnieron accidentes.

La decisión de evitar la afluencia de visitantes, se tomó luego de que se identificara un impacto negativo en la zona, trayendo consigo un deterioro que de continuar podría ser irreversible, ocasionado por la gran cantidad de personas que visitan cada año las Islas, cantidad que paso de 27.500 personas en 2012 a 127.400 en el 2015.

Estudios de la Universidad de Guadalajara revelaron que la capacidad de carga del área natural es de 625 personas al dia, cifra que era completamente rebasada por los 2.500 turistas que acudían al lugar en temporadas altas, específicamente en la última Semana Santa

Los resultados que arrojaron el estudio identificaron que la sobrecarga turística provoco blanqueamiento y mortalidad al coral de la zona, contaminación por desechos sólidos  e hidrocarburos, así como afectaciones a las ballenas jorobadas y demás mamíferos marinos.

Alejandro del Mazo Maza, titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, dijo que a partir del cierre de la playa, se realizaran labores de restauración de la estructura coralina, limpieza y monitorio de las comunidades esponja, rayas y tiburones, así como de la calidad del agua. Actualmente se está revisando el Plan de Conservación y Manejo del Parque Nacional Islas Marietas para determinar si es viable o no, reabrir en un futuro la zona a visitantes.