Un equipo de investigadores portugueses creó un sistema autónomo para monitorear los océanos que permite gestionar de forma más sostenible los recursos marinos y reducir los impactos medioambientales a través de la identificación de alteraciones en la biodiversidad.

El proyecto integra cuatro tecnologías diferentes: un sistema de multisensores; uno de imagen de alta resolución; otro de acústica, y un cuarto de filtro autónomo. También incluye una plataforma que reúne los diferentes tipos de datos que son generados, asociada a un software que permite visualizar y resumir los resultados. Es importante destacar que hasta la fecha no era viable observar e interpretar en simultáneo los diferentes componentes oceánicos.

El prototipo de este proyecto llamado ‘MarinEye’ fue presentado recientemente en el Centro de Robótica y Sistemas Autónomos del Instituto de Ingeniería de Sistemas y Computadores, Tecnología y Ciencia (INESC TEC) de la ciudad de Oporto, Portugal.

A partir de ahora el objetivo es lograr operar esta tecnología en un contexto real e integrar en este prototipo nuevas tecnologías, como biosensores, para obtener la mayor cantidad de datos.

El proyecto, financiado con cerca de 400 mil euros, está liderado por el Centro Interdisciplinar de Investigación Marina y Ambiental y fue desarrollado en colaboración con varios grupos de investigación portugueses, como el INESC TEC, el Instituto Portugués del Mar y el Centro de Ciencias del Mar y del Medioambiente.