Las Aventuras del Calá, una serie animada de ocho capítulos basada en la vida de un niño de origen Chaná y su familia, a través de quien se conocerán costumbres, creencias y la lengua de ese pueblo, fue dirigido por el basabilvense Gabriel Zabal, contó con el auspicio del gobierno entrerriano y el aporte de Blas Jaime, el último Chaná parlante.

La presentación de la serie se realizó el martes en el Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas “Profesor Antonio Serrano”, con entrada libre y gratuita, en la ciudad de Paraná. El evento se dio en el marco del Día de los Pueblos Originarios. 

 
Los chanaes eran un pueblo indígena que habitaban lo que hoy es la República Oriental del Urguay y gran parte del litoral argentino, la etnia que moraba en Entre Ríos eran los chanás timbues. Fue un pueblo que se resistió my fuerte a la colonización española

Para la realización del guión, se tomó como base un exhaustivo trabajo de documentación científica, coordinado por Esperanza Rodríguez Sánchez, donde se consultaron a reconocidos investigadores que trabajan en la provincia de Entre Ríos, como los doctores Gustavo Politis y Mariano Bonomo.

“Para el gobierno entrerriano resulta imprescindible apostar a proyectos que promuevan actividades audiovisuales y difundan los personajes, las imágenes y los sonidos propios de nuestra cultura. Este es el caso de Las aventuras de Calá, y nos enorgullece que sean jóvenes de nuestra provincia los que llevan adelante este emprendimiento que seguramente será una valiosa herramienta cultural, histórica y educativa”, remarcó el secretario de Cultura, Faustino Schiavoni. De esta manera, gracias a la serie, se podrán rescatar las cotumbres y fundamentalmente la lengua de este pueblo originario.