El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Balcarce presentó una guía sobre las flores y los insectos de las sierras de Tandilia, para poder explorar una zona que se destaca por su belleza natural, para su reconocimiento y monitoreo.

Se trata de un libro editado por el INTA junto con la Municipalidad de Balcarce, que describe con detalle las principales especies de plantas con flor y caracteriza la diversidad de insectos que las visitan y polinizan.

El ambiente de las sierras del sudeste bonaerense es tan diverso como complejo: en más de 250 kilómetros de longitud nace la mayor parte de los cursos de agua y es el refugio de una importante biodiversidad.

Malena Sabatino, investigadora del Conicet, indicó que “registramos más de 400 especies de plantas vasculares nativas, eso habla de la gran riqueza ecológica que albergan”.

“Además de la información sobre las características, distribución y hábitat de las flores y de los polinizadores que las frecuentan, detallamos los usos tradicionales de las plantas asociados a sus propiedades medicinales”, puntualizó Sabatino, quien agregó que este trabajo significó una importante tarea de búsqueda de información ecológica y folclórica.

De acuerdo con Néstor Maceira, especialista en recursos naturales del INTA Balcarce, los fines de semana o en época de vacaciones hay mucha gente que elige venir a recorrer y disfrutar de este paisaje. Sin embargo, muchos suben mirando el pico y no le prestan demasiada atención al entorno.

Flores de las Sierras de Tandilia es resultado de 10 años de trabajo basados en el recorrido exhaustivo del sistema de las sierras donde se estudiaron las comunidades de plantas y las interacciones con los insectos polinizadores.

La sierra tiene muchos componentes que determinan su ambiente, pero dos son los más importantes: la ubicación y la topografía. Allí se desarrolla uno de los microclimas más ricos y diversos del país.

“Decidimos brindar información detallada no sólo de las flores, sino también de los insectos para interpretar sus formas de moverse y alimentarse, los sonidos que emiten al desplazarse y otros aspectos de su ecología y comportamiento”, explicó Maceira y agregó: “Eso fue posible gracias al aporte de Juan Farina, entomólogo del Museo de Ciencias Naturales de Mar del Plata”.

Más info en libreria@inta.gob.ar