Una vivienda de emergencia, diseñada para una construcción simple y con materiales reutilizables, que demás puede configurarse de manera modular para expandirse y mejorarse, aspira a ser construida en cerca de 4.000 asentamientos en toda la Argentina. 

Se trata de un proyecto recientemente presentado por la organización “Techo”. “Este modelo puede escalarse modularmente, ampliarse, e incluso sus materiales se pueden ir cambiando por otros mejores en la medida que los ingresos familiares lo permitan para que se convierta en una vivienda definitiva; porque en definitiva esa es la trayectoria de los vecinos que ahorran ladrillo a ladrillo para mejorar su hogar”, explicó a Télam el director Ejecutivo Virgilio Gregorini.

“Nuestra vivienda actual es un poco rígida en ese sentido, sobre todo por el techo a dos aguas, pero con fondos del Conicet pudimos diseñar esta segunda versión bastante más funcional que esperamos comenzar a producir en este segundo semestre del año”, añadió.

“La idea es abandonar la vivienda única, que cuando se agrandaba la familia necesitaba una segunda unidad, a una vivienda modular que se pueda expandir y configurar según las necesidades de los vecinos”, indicó el coordinador de Investigación y Desarrollo de Techo, Iñigo Hernández.

El arquitecto de 25 años sostuvo que “se trata de bloques se se integran como un mecano y que puedan adecuarse a la geografía, al clima y a las necesidades de cada territorio; pasamos de pensar en ‘viviendas’ a pensar en un ‘sistema de construcción de viviendas‘”.

“Techo tiene una gran capacidad de respuesta a las emergencias e incluso puede construir unas dos mil viviendas al año, pero este nuevo sistema nos hace más adaptables e incluso le permite a los vecinos ir reemplazando los materiales de la casa por componentes de mejor calidad sin comprometer la resistencia de la estructura”, destacó.

Las casas que esta organización construye actualmente cuestan aproximadamente 20.000 pesos, y este nuevo modelo podría costar 25.000, aunque como se trabaja con muchos materiales reutilizables, ese costo podría bajar.