Los caniles, de un metro cuadrado, ya fueron entregados a la Asociación Juninense de Protección de Animales, que asiste a perros de la calle.

Esta contribución a la labor social se concretó a partir del trabajo de cinco internos que asisten al taller de carpintería que funciona en el establecimiento penitenciario y se mostraron rápidamente entusiasmados con la posibilidad de colaborar para que los perros callejeros estén a buen resguardo. Estos internos fueron capacitados con cursos formales y no formales dictados por el Centro de Formación Profesional N°401.

La entrega se produjo en el marco de un proyecto en el que intervinieron el Intendente de Junín, Pablo Pettreca y el Director General de Zoonosis y Bromatología, del Municipio, Julio Ferrero, y las autoridades de la Unidad 13, dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Ferrero agradeció a la Jefatura de Unidad y los internos por el trabajo realizado subrayando su utilidad por “la necesidad de dar a los canes una protección dónde estén seguros, aún en situaciones climáticas desfavorables”.

Por otro lado, el Director de la Unidad 13, Víctor Martínez sostuvo el papel que este tipo de actividades solidarias juega en la relación que las personas privadas de su libertad tienen con la sociedad. “Los trabajos, donaciones y la participación de los internos en talleres de aprendizaje, les abre las puertas para su reinserción.”

Anteriormente, los internos crearon un librero en madera de 10 estantes para que la institución sin fines de lucro dedicada a la ayuda de los animales pueda organizar sus archivos de manera cómoda y práctica.