La Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional confirmó los procesamientos de los propietarios de una estación de servicio del barrio de Villa Crespo, en la ciudad de Buenos Aires, por considerar que contaminaron el agua y el medio  ambiente. El tribunal entendió que hubo contaminación por “emanaciones gaseosas” en el subsuelo donde está la Estación.

La medida, ejemplar, y que sentaría una importante jurisprudencia en relación al accionar de las estaciones de servicio con respecto a la manipulación de los activos tóxicos que manejan, fue dictada por la Sala I de la Cámara. Los procesamientos recayeron en José Ciaramella y Domingo Ciaramella, propietarios de la estación de servicio “Axion” que está ubicada en Av. Juan B. Justo y Av. Corrientes.

Las estaciones de servicio, sino tienen un estricto control ambiental, pueden ser focos de contaminación. Por manipular combustibles, el riesgo es mayor. Las fuentes de contaminación son: tanques, red de tuberías, red de drenaje, foso de cambio de aceite, lavados de coches, carga de nafta y líquidos que desprenden los vehículos que se estacionan en el predio. El mal estado de las instalaciones de almacenamiento, y descuidos de los operarios o usuarios pueden provocar episodios de contaminación.

Con respecto a la estación sancionada, los estudios que realizó la Justicia detectaron la presencia de “hidrocarburos parafínicos lineales y ramificados (nafta) que se filtraron hasta llegar a la napa de agua”. Esta causa se inició en septiembre de 2014 cuando los vecinos comenzaron a sentir olores extraños en sus viviendas y que tenían epicentro en la estación de servicio.