La Fiscalía General de Tucumán confirmó el procesamiento del ingeniero Raúl Pedro Mentz, CEO de Minera La Alumbrera por violar la Ley N° 24.051 de Residuos Peligrosos porque en la causa sobre contaminación que pesa sobre la empresa, para los jueces él “ejercía un dominio material de la acción y poseía un conocimiento específico” de lo que estaba sucediendo. La empresa contaminó el Río Ranchillos.

La historia de la contaminación de la Minera La Alumbrera comienza con la denuncia que en 1999 realiza ante la policía un investigador del Instituto Miguel Lillo, en la presentación daba a conocer que la planta de secado que la empresa Minera Alumbrera tenía en la localidad de Ranchillos vertía líquidos tóxicos sin tratar al Canal DP2, que desembocaba directamente en el Dique Termnas del Río Hondo, en Santiago del Estero, antes de atravesar varios poblados. Los análisis le dieron la razón al denunciante ya que establecieron que el agua tenía alta presencia de cobre y sulfatos, violando la Ley 24.051 de Residuos Peligrosos.

Mientras que la Defensa de Mentz pidió anular los peritajes, los jueces Ricardo Sanjuan, Ernesto Wayar y Marina Cossio entendieron que había suficientes pruebas para determinar que “se encontraría acreditada la contaminación ambiental producida por la planta de filtros Cruz del Norte, perteneciente a Minera Alumbrera Limited. Ello por cuanto los valores que resultaron de los análisis sobre la muestra identificada como DP2 Aguas Abajo, específicamente en cuanto al valor de cobre, se encuentra por encima del Nivel Guía de calidad de agua para la protección de la vida acuática. Agua dulce superficial”.

De esta manera la responsabilidad del CEO sobre la contaminación que producía la empresa quedó demostrada. Para los jueces, “Mentz ejercía un dominio material de la acción y que poseía el conocimiento específico del tipo de contaminantes que arrojaba la empresa y con qué parámetros, encontrándose en la posición de garante respecto de los procesos de tratamiento de efluentes para que estos se encuentren por debajo de los niveles de contaminación permitidos y no produzcan riesgo a la salud humana”.

La mina Bajo Lo Alumbrera, que está en Catamarca, es la mina a cielo abierto más grande del país. La empresa extractivista hizo desaparecer una montaña. Su explotación se agotará en el año 2018, pero la empresa anunció que está estudiando la posibilidad de continuar explotando el yacimiento en forma subterránea. Minera Alumbrera Limited utilizó en su momento hasta el 80% de la energía que se producía en Tucumán, los responsables de la contaminación de los cauces de agua son sus dueños, según difunde el diario La Izquierda, los propietarios de la empresa son “Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD), constituida por el gobierno de Catamarca, la Universidad Nacional de Tucumán y el Gobierno Nacional, a quienes les pertenecen los derechos de exploración y perforación. Sin embargo, el 50 % de las acciones de Minera Alumbrera Limited (MAA) está en manos de Glancore Xstrata Plc (Suiza), el 37 % de GoldCorp Inc (Canadá), y el 12,5 % de Northern Orion Resources Inc (Suecia-Finlandia).