Se trata de un estudio realizado por una empresa dedicada al análisis de energías renovables. “Incluso sin un gran cambio político, seguiremos viendo cómo el carbón se retira con bastante rapidez”, indicó Mike O’Boyle, coautor del informe.

“Nuestro análisis muestra que podemos movernos mucho más rápido para reemplazar el carbón con energía eólica y solar”, añadió.

Los analistas utilizaron registros financieros públicos y datos de la Agencia de Información de Energía (EIA) para calcular el costo de la energía de las plantas de carbón en comparación con las opciones de energía eólica y solar dentro de un radio de 35 millas, y descubrieron que 211 gigavatios de la capacidad actual de carbón de Estados Unidos proporciona electricidad más cara que la eólica o solar.

Además, el análisis resalta que la mayoría de las plantas de carbón de Estados Unidos están contaminando el agua subterránea con toxinas.

De esta manera, se calcula que para 2025, casi todo el sistema de carbón de Estados Unidos será superado en competencia por el costo del viento y la energía solar, incluso cuando se considera la construcción de nuevas turbinas eólicas y paneles solares.

“Hemos visto que estamos en el punto de ‘cruce de carbón’ en muchas partes, pero esto en realidad está más extendido de lo que se pensaba anteriormente, existe un enorme potencial para que la energía eólica y solar reemplacen al carbón, al tiempo que ahorrará dinero a la gente”, dijo O’Boyle.

En los últimos tiempos, las plantas de carbón han sufrido debido al aumento de los costos de mantenimiento, incluidos los requisitos para instalar controles de contaminación, y mientras tanto el costo de la energía solar y eólica se ha desplomado a medida que la tecnología ha mejorado.

También el crecimiento de las energías renovables afectaron la demanda de carbón, y según informó la propia EIA, la mitad de todas las minas de carbón de Estados Unidos se han cerrado en la última década. “El carbón se está retirando”, dijo Curtis Morgan, director ejecutivo de Vistra Energy, un importante propietario de una planta de carbón con sede en Texas.

Mientras el carbón se retira, la generación de electricidad a partir de fuentes limpias se ha duplicado desde 2008, siendo la mayor parte de las energías renovables las que provienen de la hidroeléctrica y eólica.