Por Matilde Moyano

A tavés de la publicación en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires promulgó la Ley 14.888 de Ordenamiento Territorial y Bosques Nativos (OTBN), la cual fue sancionada por la Legislatura en diciembre pasado.

Desde hace mucho tiempo, diversas organizaciones ambientalistas y vecinales venían alertando que esta ley posibilitaría el desmonte de miles de hectáreas, ya que desconoce al 80% de los bosques nativos de la provincia, vulnera el derecho al ambiente sano y amenaza la calidad de vida de la población.

Estas organizaciones habían logrado postergar su aprobación tras demostrar que el proyecto podía beneficiar a empresas privadas, como por ejemplo un emprendimiento inmobiliario de la empresa Techint en las costas de Avellaneda y Quilmes.

La provincia de Buenos Aires está en crisis forestal desde hace muchos años. Sólo le queda el 3 % de masa forestal que había cuando llegó la conquista”, indicó anteriormente Claudio Bertonatti, ex director de la Fundación Vida Silvestre y de la Reserva Ecológica Costanera Sur.

Así es como la sanción de la Ley de OTBN sirve en bandeja los bosques nativos que quedan a emprendimientos inmobiliarios y agroforestales.

Sin ir más lejos, el Ministro de Agroindustria de la provincia, ex gerente de la multinacional Monsanto, Leonardo Sarquís, manifestó en su momento que la sanción del OTBN es una “gran noticia para el sector forestal”, ya que beneficiará el desarrollo de la agroindustria provincial (anteriormente la ausencia de la normativa impedía a los productores forestales gozar de los beneficios para la actividad forestal contemplados en la Ley Nacional de Inversiones para Bosques Cultivados).

Estas son las diferentes categorías de conservación del OTBN:

Esta ley viene a destruir el importante logro que se había obtenido con la sanción de la Ley de Bosques (26.331) en cuanto a la importancia de la participación de la sociedad civil para frenar los intereses económicos que insisten en empeorar la emergencia forestal de nuestro país.