El Dakar sigue cosechando críticas entre organizaciones ambientalistas y proteccionistas del medio ambiente. En el arranque de la octava etapa que debe unir Salta con Belén, provincia de Catamarca tuvo una demora por una prowwwa de los guardaparques del área protegida que iba a ser violada. Los competidores debieron atravesar 28 kilómetros del Parque Nacional Las Cardones (Salta). Una norma en la Ley de Parques Nacional no permite la realización de ninguna competencia en ese espacio natural. Los guardaparques prowwwaron y los organizadores del rally aseguraron que todo tiene que ver con internas políticas.

Esta mañana unos siete guardaparques con carteles impedían el paso de las primeras motos “hasta pactar con la organización” y escoltar a los participantes durante el recorrido, además de que los pilotos fueran juntos y no de uno en uno, según relató Rosaura Garro, guardaparque del Parque Tierra del Molino, para de estar manera causar el menor impacto posible en el medio ambiente. 

Hace unos días atrás, los guardaparques del Parque Nacional pubicaron un petitorio titulado: “Reiteramos nuestro requerimiento al Directorio de la Administración de Parques Nacionales para que en uso de sus atribuciones y en cumplimiento de sus deberes de funcionario público, NO AUTORICEN el paso del RALLY DAKAR 2016 por el Parque Nacional Los Cardones” En el mismo comunicado se hace referencia a la ilegalidad que una competencia se produzca en territorio natural protegido. “Obligados por el estado público que tomó el Petitorio que eleváramos los trabajadores de este Parque Nacional, exigiendo no autorizar el paso del Rally Dakar por el área protegida, en razón de ser una actividad que viola normativa de Parques Nacionales, el Ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, señor Sergio Bergman y el Vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales (APN), señor Emiliano Escurra reconocieron en medios nacionales que el paso del DAKAR es ilegal en un parque nacional, pero a su vez intentan “deslindar” su responsabilidad aduciendo que se trata de una situación heredada. Sin embargo no se trata de un hecho consumado, sino que el paso ilegal se generará el próximo lunes 11 de enero de 2016, atravesando 26,1 km del Parque Nacional; es decir es responsabilidad de estos funcionarios impedir esta nueva violación de las leyes vigentes.”

De esta manera una cuestión política atraviesa un tema muy sensible como es el cuidado del medio ambiente. En la soledad, los guardaparques expresan que AMAURY SPROT ORGANISATION (ASO), organizadora del RALLY DAKAR, jamás presentó una autorización a la Administración de Parques Nacionales para realizar allí esta etapa de la competencia. 

A tales efectos, David Eli, responsable de Relaciones Institucionales del Dakar, consideró que estas prowwwas están generadas por el cambio de estatus en el área de Ambiente, ya que antes era una Secretaría dependiente del Ministerio deTurismo de la Nación y ahora es un Ministerio.

“El antiguo vínculo entre la cartera de Turismo con Parques Nacionales, que ahora depende de Ministerio de Ambiente ha potenciado que la gente que antes estaba relegada, salga a la luz con estas cosas“, expresó restándole importancia a lo que debería ser un tema central: asegurar el cuidado de una área natural protegida. La misma persona, cuestionó el petitorio de los Guardaparques de una forma fría: “¿qué tiene de malo que pasen 300 autos?”

Los trabajadores del Parque recordaron en su petitorio, lo que sucedió en la edición 2011, del mismo rally: “El DAKAR 2011 atravesó el Parque Nacional, y dejó como saldo el incendio total de uno de los camiones que competían y una evaluación ambiental realizada por técnicos de APN que awwwiguó la generación de impacto ambiental y daño ecológico elocuentes y suficientes para concluir que de manera alguna puede esta actividad ser compatible con los objetivos de conservación de las Áreas Protegidas