De acuerdo con el atlas solar desarrollado por la NASA, el valle bonaerense del río Colorado cuenta con una adecuada disponibilidad de radicación solar. “La energía solar fotovoltaica es un recurso limpio, renovable y disponible que puede ser aprovechado en sistemas destinados al bombeo de agua para riego”, expresó Marcos Hall, director del Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar (IPAF) Región Pampeana.

El desarrollo de equipos que funcionen con energía renovable representa un gran paso para mejorar la calidad de vida, la salud y la seguridad alimentaria.

En esta zona productiva, donde el riego es imprescindible para llevar adelante los cultivos, tanto el agua como la energía eléctrica son recursos limitantes por lo que la respuesta está en el uso eficiente de ambos recursos. Esto es lo que asegura Juan Pablo D’Amico, especialista del INTA Hilario Ascasubi. “Muchas veces la única manera de aumentar la superficie cultivada y los rendimientos es tecnificando el riego mediante sistemas presurizados como riego por goteo o micro aspersión. Para implementarlo es necesario contar con acceso a la energía que, además de ser un recurso escaso, representa un costo elevado”, indicó D´Amico.

Por esto, “estamos probando un sistema de riego por goteo que funciona con energía solar”, expresó Ocampo quien analizó: “Se trata de una herramienta que, además, permitirá alcanzar una eficiencia del 90 % en el uso del agua”, contó Fernando Ocampo, investigador del IPAF Región Pampeana.

Con una superficie cultivada cercana a las 13.000 hectáreas, la cebolla es una de las principales actividades productivas de la región. “Es una hortaliza que, en los meses de diciembre y enero, demanda mucha agua”, aseguró D´Amico y agregó: “En el 98 % de la superficie regada, se utiliza el sistema gravitacional realizado por surco, melga o tablón; con niveles de pérdida en la eficiencia de hasta el 50 %”.