Cuatro delfines que habían quedado varados al intentar escapar de una manada de orcas fueron rescatados por guardaparques municipales de Puerto Madryn en la zona de restinga ubicada en el área protegida de “El Doradillo”, en la costa central del Golfo Nuevo, desde donde fueron devueltos al mar.
 
Los delfines, conocidos vulgarmente como “oscuros” o de Fitzroy, llegaron a la costa “arreados” por al menos tres orcas que fueron divisadas por varios turistas, que se transformaron en wwwigos del espectáculo natural y dieron aviso a la guardia costera de prefectura, desde donde notificaron a los brigadistas.
 
“Pudimos ayudar a cuatro, uno de ellos con una herida muy importante en su aleta dorsal, muy probablemente provocada por las orcas en su persecución”, reveló el guardaparques Roberto Faccio, jefe del grupo.
 
Los ejemplares de Lagenorhynchus obscurus, el nombre científico de los delfines oscuros, suelen divisarse en los golfos Nuevo y San José que le dan el contorno con forma de hongo que tiene Península Valdés, sobre el extremo noreste del Chubut.
 
“En general no es recomendable inmiscuirse en un proceso natural como éste en que un grupo de predadores sigue a su presa con fines alimentarios, pero siempre pesan mucho los sentimientos, sobre todo cuando se trata de delfines que quedaron atrapados en la costa”, indicó María Cabrera, quien encabeza el equipo municipal del área protegida.