Se necesitan mil millones de dólares para crear el Ferrocarril Transandino del Sur. Autoridades del sector público y privado de nuestro país y Chile se reunieron para debatir el proyecto ferroviario que trazaría un corredor bioceánico que conectaría el puerto de Bahía Blanca, la provincia de Neuquén con la Octava y Novena Sección chilenas. El tren sería una vía de comunicación amigable con el medio ambiente que fomentaría el comercio entre los océanos Atlántico y Pacífico.

“Este proyecto no debería demandar demasiado tiempo porque gran parte de la vía férrea ya está construida (entre Bahía Blanca y Zapala, del lado argentino y hasta cerca del límite fronterizo del lado chileno). El proyecto demandaría una inversión de alrededor de US$ 1.000 millones y hay voluntad política en ambos países para hacerlo. Lo que hay que ver ahora es la participación de las empresas privadas”, declaró a la prensa el embajador de Chile en la Argentina, José Antonio Viera Gallo.

La idea de reactivar el Ferrocarril es posible luego de que Chile sostuviera que hacer el Ferrocarril Transandino Central, que iba a conectar Mendoza con Los Andes, demandaría una inversión muy alta, debido a la dificultad de la geografía por donde deberían pasar las vías. En la Sede diplomática chilena se llevó a cabo la reunión donde se propuso seguir adelante con la idea de llevar a la realidad el Tren Transandino del Sur, “estamos dando un nuevo impulso al principal proyecto ferroviario entre Argentina y Chile. Se podrán sacar productos argentinos por puertos de la Octava Región y a la vez importar insumos para su industria y sus actividades económicas. Es un gran proyecto. Esperamos que se pueda realizar”, afirmó el embajador del hermano país

“Este proyecto de corredor bioceánico está en su etapa inicial recogiendo la iniciativa de la región que conforma el Comité de Integración de la Región de los Lagos que unen las regiones de Bío Bío y la Araucanía chilena con Neuquén, Río Negro e incluso la intendencia de Bahía Blanca que integra este comité desde hace muchos años”, aclaró la Mónica Avogadro, directora de Límites y Fronteras de la Cancillería argentina, quien agregó que “en este mes de junio vamos a realizar una nueva reunión. Es una instancia de intercambio y coordinación anual y allí surgen iniciativas de desarrollo para las distintas regiones de los 8 comités que tenemos con Chile”

Aunque la idea es avanzar con el proyecto, el principal problema es el financiamiento de la obra. En este sentido, la diplomática argentina, advirtió que esto es un proyecto y como tal está en una etapa inicial en el marco de la reunión binacional anual de ministros, gobernadores de la frontera común que tenemos con Chile, se recogió la iniciativa de este Comité con la idea de hacer tareas de divulgación y buscar financiación. En Cancillería apoyamos todas las iniciativas de este Comité”.

Argentina tiene algo a favor: el trazado de una vía férrea que ya tiene y que sólo demandaría 300 millones de dólares en tareas de reacondicionamiento, Chile en cambio no tiene una red ferroviaria en la región, por lo que el proyecto le demandaría una inversión de 700 millones de dólares. “No le consta a la Cancillería argentina que Chile tenga asegurada la financiación. Este es un seminario de difusión porque lo que se busca es divulgar para hallar la financiación. Esto demanda tiempo y esfuerzo”, afirmó la ministro Mónica Avogadro

“Hasta ahora este corredor ferroviario bioceánico no estaba en la agenda pública pero será como la cenicienta del desarrollo en el sur de los dos países. Este corredor bioceánico será como el Canal de Panamá entre Argentina y Chile“, enfatizó Norman Partarrieu Padilla, presidente de la Subcomisión Corredor Bioceánico del Comité de Integración Los Lagos.