La Agencia de Luján del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en el marco de las actividades que se realizan a tracés del programa Cambio Rural II, comenzó a trabajar en un proyecto de compostado con una doble finalidad: agregar valor a los residuos de la producción y generar un ingreso extra por el producto generado. Este compost sirve para ser utilizado como enmienda tanto en producciones hortí-floricolas como en jardines y viveros.

“Esta iniciativa se trabajó con dos grupos conformados por avicultores de distinto nivel tecnológico y tamaño de granja, Avicultores Valorizando el Residuo y Avicultores Sustentables, con productores ubicados en los partidos de Luján, Exaltación de la Cruz y Pilar,” expresó Gabriela Sepulcri técnica de la Agencia Luján del INTA, y agrego “Desde la agencia le brindamos la ayuda técnica, y acompañamos a los productores en el proceso del tratamiento de sus residuos, como así también en los canales de comercialización del producto.” Al mismo tiempo aclaró que acompañando este proyecto hay un equipo integral de ingenieros agrónomos y médicos veterinarios compuesto por Laura Magri, Pablo Barbano, Patricia Cabo (promotora asesora del grupo), junto a ella.

Sepulcri comentó que para agregar valor a los residuos se realizó un compostaje del guano, que se mezcló con chipeado de ramas. Al tiempo que aclaró que el proceso fue controlado desde el inicio al final, midiendo temperatura en forma diaria y realizando análisis de laboratorio para estudiar evolución de parámetros físico-químicos y microbiológicos. Asimismo la experiencia incluyó la prueba de distintos tipos de residuo: guano de aves ponedoras en sistema tradicional, y en sistema automático y en términos mecánicos: con volteo y con aireación pasiva.

Por otra parte, la técnica destacó que el resultado del compost fue bueno, y se probó como enmienda en una huerta perteneciente al restaurant Casablanca ubicado en la localidad de Capilla del Señor, con resultados muy satisfactorios.

“En estos momentos se está trabajando con los grupos para establecer los canales de comercialización y evaluar fraccionamiento del producto. La idea es llegar a los viveros, parquizaciones, florícolas, hortícolas, a modo de establecer buenas prácticas al utilizar un producto estabilizado y controlado en el suelo. Al momento se registraron varios interesados en adquirir el producto, lo cual representa un incentivo a continuar con esta práctica”, señaló la técnica.

Es importante destacar que uno de los productores de la Granja Avícola Los Cardales fabricó una maquinaria volteadora de compost para ser utilizada en el proceso de compostaje, lo que permite facilitar el trabajo.

A partir de estas experiencias se logró la interacción con productores avícolas del territorio, brindando como institución el apoyo y acompañamiento ante la complicación existente en cuanto al tratamiento de residuos.