Por medio de la Resolución 51-E/2017, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos reconoció a la comunidad Ñu-Puhy, perteneciente al pueblo Guaraní como pueblo originario y fue incorporada al Registro Nacional de Comunidades Indígenas, otorgándole personería jurídica. 

La comunidad vive en Corrientes, en el departamento de Ituzaingó. Los guaraníes es una de grupos indígenas más importantes de sudamérica, se ubican geográficamente en Paraguay, noreste y el litoral argentino, sur y sureste de Brasil, sureste de Bolivia y el norte de Uruguay. La palabra guaraní tiene al parecer dos orígenes, los españoles cuando los vieron habrían oída esa voz repetidas veces, la frase guará-ny,que significa “combatirlos”; también provendría de guariní que significa “guerra” o “guerrear” y eso es lo que precisamente hicieron cuando vieron al hombre blanco, a quienes combatieron desde el primer momento. 

La comunidad Ñu-Puhy esperaba desde hace mucho tiempo este reconocimiento. En la resolución se destaca que este pueblo “ostenta una posesión comunitaria sobre las tierras que ocupa tradicionalmente en un ámbito rural

La misma resolución reconoce que la comunidad “acredita su origen étnico-cultural e histórico, descripción de sus pautas de organización y mecanismos de designación y remoción de autoridades, nómina de integrantes y mecanismos de integración y exclusión de sus miembros”, afirma la Resolución 51-E/2017.

A partir de hoy, la comunidad Ñu-Puhy ya forma parte de ese rico y multicultural abanico de pueblos originarios que han habitado nuestro país desde mucho antes que nuestra historia como nación comenzara.