Emilio Sáez tiene 63 años y es dueño de la panadería “La Unión”, igual o más conocida que Telhuin, la pequeña localidad fueguina donde está. Este hombre logró junto con algunos voluntarios limpiar de bolsas y suciedad el tramo Río Grande a Ushuaia. Ahora apuesta fuerte: va a recorrer todo el país a pie para concientizar acerca de lo necesario de mantener limpias las rutas. Salió de Jujuy y ahora está de paso por Santiago del Estero.

Este panadero tolhuinense ya lleva recorrido 834 kilómetros. Le falta gran parte de la geografía del país, pero la inmensidad parece no causarle miedo al patagónico. En estos días está en Frías, Santiago del Estero. El proyecto de recorrer toda Argentina para llevar adelante lo que el denomina “Basura Cero”, partió de la actividad voluntaria que ya hizo en Tierra del Fuego, al recorrer de Río Grande a Ushuaia, limpiando la ruta 3.

“Me pareció que era el momento de la vida para poder encarar esta idea que reúne mi afición por caminar y por recorrer nuestro hermoso país, con la vocación de crear conciencia sobre la limpieza en las rutas y otras causas que también aprovechamos para difundir”, comenta Sáez, quien es todo un personaje en Tolhuin. El año pasado el Diario La Nación lo nombró “El Mejor Jefe de la Argentina”, cucardas no le falta. El panadero construyó para sus empleados en Puerto Madryn una casa con cuatro habitaciones, jardín y pileta climatizada, para que sus treinta empleados puedan ir a veranear. Él les paga el pasaje a todos. “En una panadería se trabaja todo el tiempo, muy intensamente, con el otro. Hay que llevarse bien. A mí me gusta que la gente esté bien y venga a trabajar contenta

El hombre ahora está lejos de su panadería, pero el camino lo encuentra con mucho entusiasmo. Recorre por día entre 20 a 30 kilómetros, a pie. Un voluntario le lleva una casa rodante entre tramo y tramo, que utiliza para dormir y descansar, mientras, durante el camino se van sumando adherentes a la Causa de “Basura Cero” En los últimos días tuvo el acompañamiento de ex combatientes de Malvinas.

“Como fueguinos, la causa Malvinas nos acompaña a todos lados, igual que el legado del doctor René Favaloro que reivindicamos cada vez que podemos y al que homenajeamos con un rincón temático en nuestra panadería. También postulamos disfrutar de esta etapa de la vida, y por eso tenemos un sitio de Facebook que se llama ‘Hay vida después de los 60‘ donde puede seguirse la travesía”, excplicó Sáez.

En su recorrido, cada vez que ve alguna escuela en el camino, el viajero se detiene para entablar comunicación con los jóvenes. “Las charlas son breves porque no queremos interrumpir las clases y para que los chicos no pierdan la atención. Hablamos de la basura, de la necesidad de cambiar conductas. En Tucumán, por ejemplo, una de las provincias más lindas de las cuatro que ya atravesamos, encontramos también la mayor cantidad de suciedad”, detalló. Durante su caminata, el panadero va registrando con su celular los tramos en donde hay mayor cantidad de basura.

El viaje completo sumará 4255 kilómetros. Su objetivo es poder llegar a Tierra del Fuego el 2 de abril del año próximo para poder estar en la celebración del día de la Soberanía. Todavía le falta, y mucho, pero el horizonte se le presenta promisorio a este panadero de 63 años acostumbrado a la soledad y al esfuerzo. “Para mí es algo maravilloso. Siento que puedo hacerlo y que no voy a fallar. Y sigo confirmando que hay vida después de los 60