Martín Rodríguez, es un joven de 24 años que a mediados de octubre inició una curiosa cruzada solidaria: unir a trote las ciudades de Ushuaia y La Quiaca con el objeto de juntar alimentos no perecederos para instituciones de bien público de Tandil, lugar de donde es oriundo.

A paso firme y con convicciones intachables, este profesor de educación física, ya consiguió su primer objetivo y este jueves, Red Solidaria Tandil hizo la primera entrega de alimentos en su nombre.

“Queridos amigos; acompañando a Martín en el Desafío Solidario de Ushuaia hasta la Quiaca, mañana estaremos entregando alimentos en “la Casita de la Unión” a las 17.00 Hs.  Los que deseen acompañarnos, lo pueden hacer a esa hora en jurco 3220. Gracias por permitirnos hacer realidad este sueño que empezamos a soñar casi con miedo, y hoy lo estamos viviendo día a día. Seguimos trabajando juntos”, rezaba un comunicado de la entidad solidaria que encabeza Silvia Nosei.

Asimismo, Red Solidaria informó cómo sigue la travesía de Martín, quien envió unas palabras para su comunidad. Según fue transmitido en los medios locales, el joven ya ha recorrido 267 kilómetros corridos y se encuentra a tan solo 22 kilómetros de terminar la Tierra del Fuego.

Hoy fueron 20 kilómetros con ráfagas que andaban otra vez arriba de los 80 km por hora. Pero gracias a que la camioneta se me ponía en lugares convenientes me cortaba bastante el viento”, relató el tandilense en su mensaje.

“Mañana termino de correr Tierra del Fuego, y arranco la primer etapa dura, donde les pido paciencia, ya que la misma distancia que acumulare mañana, será la que separe San Sebastián con Río Gallegos, corriendo casi 200 km en Chile, y cruzando el Estrecho de Magallanes, sin la ayuda que tuve ahora, corriendo con el carrito, y prácticamente sin señal”, aclaró.

Asimismo, hizo especial mención a quienes se han sumado a su desafío y lo acompañan de distintas maneras. “Otra vez Patricio y Oscar, de la Dirección Provincial de Tránsito y Transporte, me acompañaron, pero Oscar esta vez corrió conmigo 5 kilómetros. Y con los que hagan mañana, alcanzarán los 100 kilómetros al lado mío. Y además, con la compañía de Ramiro Paredes, que desde 20 kilómetros antes de Tolhuin está pendiente de mí”, añadió.

Gracias a toda la gente que hizo que pueda vivir lo que viví en Tierra del Fuego!!! Desde Pedro Albornoz en Ushuaia, Defensa Civil, Roberto, Director de Turismo, el Director de Deporte y la Municipalidad de Tolhuin. Ramiro Paredes con Cabañas Mary. La Cooperativa Electrica de Rio Grande, la Municipalidad de Rio Grande, todos los medios que me ayudaron a difundir! Y toda la gente que me saludo y alentó en estos días!!!”, finalizó. Mientras tanto, Martín fiel a sus convicciones continúa recorriendo nuestra patagonia con el objetivo firme de ayudar a los que más necesitan. Su Desafio es un ejemplo de cómo una sola persona puede ocasionar insospechadas reacciones solidarias. Sólo basta con querer.