FUENTE: INTA

La importancia de la agricultura familiar en nuestro territorio es alta. Se estima que alrededor del 60 % de las empresas agropecuarias se caracterizan bajo este modelo productivo. El trabajo con este sector representa un compromiso y a la vez un desafío para las instituciones que colaboran en la realización de la feria “Frutos de la tierra y el río”. En este sentido, se continúa priorizando distintos eventos y actividades que favorecen la promoción de políticas activas por el desarrollo sostenible de los agricultores familiares, que aportan un porcentaje importante de los alimentos que consumimos.

El trabajo implica un abordaje multidimensional de las problemáticas de la agricultura familiar incluyendo, además de lo productivo, el acceso al financiamiento, la organización, el ingreso a mercados, la diversificación de las unidades productivas con la elaboración de productos, y el fortalecimiento de vínculos, entre otros. “Generalmente, los productores de pequeña escala tienen dificultades de acceder a los mercados tradicionales porque muchos están lejos de las ciudades, sus producciones no tienen la continuidad que les permite abastecer un comercio, o las normas que exige el Estado para poder comercializar muchas veces no están a su alcance”, explica Laura Hansen, quien desde INTA participa en la organización de esta Feria.

Se requieren normativas claras que regulen la elaboración artesanal de alimentos y fijen condiciones para la habilitación para pequeñas unidades. “Desde las instituciones que acompañamos la Feria “Frutos de la Tierra y el Río”, buscamos que esta experiencia sirva para dar pasos hacia una comercialización formal, por lo que se ha gestionado el monotributo agropecuario, el RENAF, y muchos ya cuentan con su libreta sanitaria”, agrega Hansen. También han avanzado en procesos de mejora de los procesos productivos y en el caso de los elaboradores de dulces y conservas, cuentan con un Técnico en Alimentos que los orienta y asesora para cumplir con las normas de higiene e inocuidad.

Es importante saber que en nuestro territorio hay muchos productores que producen alimentos y otros artículos relacionados a la producción local, a los cuales les podemos comprar lo que consumimos a menor precio, pero por sobre todo sabiendo que aportamos al desarrollo de familias rurales que con sus labores diarias trabajan para que nos lleguen alimentos a nuestra mesa. De esta manera, la propuesta convida a  todos aquellos que deseen visitar a los productores y acceder a una variada gama de productos, el próximo sábado 11 de julio desde las 10 a las 18, en Hipólito Yrigoyen, entre Mitre y Pellegrini.