Pasaron 101 años para que La Pampa y Mendoza decidieran sentarse para intentar solucionar el problema con el río Atuel, cuyas aguas la segunda usa a discreción, dejando a la primera sin el vital recurso natural, provocando la desertificación de su territorio. Tal cual lo ordenó la Corte Suprema, ambas provincias deberán acercar posiciones. “Nosotros esperamos que las obras sean financiadas por el gobierno nacional”, comentó el secretario de Recursos Hídricos pampeano, Javier Schlegel, al plantear la postura de la provincia.

“Vamos a comenzar a recorrer un camino hasta junio para acordar las obras a realizar sobre el Atuel, junto al Ministerio de Obras y Servicios Públicos y los organismos que componen la CIAI”, agregó Schlegel. Las autoridades de ambas provincias se reunirán este martes 20 de marzo en la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI). Este encuentro se hace a partir de las diversas gestiones que ha realizado La Pampa para que Mendoza reconsidere su postura del uso exclusivo de las aguas de un río interprovincial.

El conflicto con el río Atuel nació en 1917 cuando Mendoza redireccionó las aguas del río, sin considerar los intereses de las comunidades que estaban aguas abajo, en el noroeste pampeano. En la década del 30 la provincia cuyana cortó otro brazo, la situación se agudizó en 1947 cuando se inauguró el Embalse “El Nihuil”, al sur de San Rafael, para la generación de electricidad y aprovechar el agua sobrante para riego. Todo el agua que aprovechó Mendoza se la sacó a La Pampa, que sufrió un gran proceso de desertificación.

El 1 de diciembre del año pasado la Corte Suprema ordenó a La Pampa y Mendoza a establecer en 120 días un plan de Obras hídricas para garantizar que el río pueda ser usado por ambas provincias. Los costos de estas serían absorbidos por el Estado Nacional y las provincias.

“Seguramente se establecerá un cronograma de reuniones, como sucedió al momento de establecer un caudal hídrico apto para recuperar el medio ambiente en nuestra provincia. Luego del tiempo cumplido, el plan será presentado ante la Corte”. afirmó Schlegel.