A partir de ahora se iniciará el proceso legislativo en el Congreso nacional para sancionar la ley que creará el segundo parque nacional de esa provincia.

Los 43 legisladores rionegrinos votaron a favor del proyecto por el que transfieren a la Nación la jurisdicción y el dominio sobre los sectores fiscales intermareal y marino y la jurisdicción sobre las parcelas de propiedad privada linderas a la costa. El sector comprendido por el área natural protegida Complejo Islote Lobos fue creada hace más de 40 años en la zona atlántica del sur de Río Negro.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible Juan Cabandié, quien visitó el lugar en julio pasado, destacó la importancia de este proyecto conjunto para las comunidades locales y afirmó que “Río Negro contará con su segundo parque nacional, que será el número 40 de una histórica construcción que se inició en esta misma provincia en 1930, con el actual Parque Nacional Nahuel Huapi”.

En un plazo de dos años la Administración de Parques Nacionales (APN) efectuará la mensura administrativa de los sectores fiscales cedidos y registrará los respectivos planos para el ordenamiento territorial. Asimismo, se instalará la Intendencia del futuro parque y un centro de informes en Sierra Grande y de un segundo centro atención al visitante en Playas Doradas.

El proyecto, impulsado inicialmente a través de un acuerdo de trabajo entre la provincia y la APN, al que luego se sumó activamente el municipio de Sierra Grande, tiene como objetivo principal potenciar el desarrollo ecoturístico del área protegida en un marco de conservación de las especies, de la integridad del paisaje y del ambiente en general. La iniciativa se da en el marco del plan de manejo del área, validado participativamente por la comunidad de Sierra Grande y recientemente aprobado por decreto provincial.