T ° | ST °
Revista el Federal - Ecología - nota

Río Negro: Convertirán plástico en combustible para La Trochita

El gobierno de Río Negro inició la construcción de una planta en la que convertirá plástico en combustible para alimentar así el motor de La Trochita, el histórico tren que recorre la Patagonia.

Es un proyecto que surge a través de una inquietud que tenemos desde el Tren Patagónico, para bajar el costo de combustible de La Trochita“, indicó el Gerente General del Tren Patagónicos Alberto Llanca, quien explicó que el tren es impulsado por una máquina a vapor que en sus comienzos utilizó carbón, luego funcionó a full oil o petróleo y que hoy usa gas oil.

Hoy, La Trochita sólo recorre 43 kilómetros originales del ramal que llegaba hasta El Maitén, y la intención de la empresa Tren Patagónico -que pertenece al estado de Río Negro- es bajar el costo del combustible. La Trochita, denominada así porque funciona sobre una “trocha súper económica”, de 75 centímetros de ancho, realiza sólo el recorrido entre Jacobacci y Ojo de Agua.

La idea de transformar plástico en combustible surgió del trabajo entre la empresa Tren Argentino, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo de Río Negro junto con la pyme Tres B. “Así surgió este proyecto llamado “De plástico a combustible” que consiste en transformar el plástico en un combustible muy similar al gas oil, con lo cual tendría que funcionar perfectamente la locomotora a vapor”, detalló Llanca.

El proceso se hace a través de un sistema que se llama pirólisis, que es un proceso termoquímico por el cual los plásticos son transformados en hidrocarburos mas simples y después en forma de líquido” señaló Llanca.

Para obtener este combustible, se procesarán los plásticos y aceites usados en los municipios de la línea Sur (Pilcaniyeu, Comallo, Ing. Jacobacci, Maquinchao, Los Menucos, Sierra Colorada, Ramos Mexia y Valcheta).

“Se va a disponer en todos los pueblitos de región sur de vagones del ferrocarril que se denominan punto limpio y son acondicionados para el acopio de los plásticos que surjan en cada localidad, nosotros ya tenemos este punto limpio en Ingeniero Jacobacci” informó el gerente general.

La locomotora a vapor consume casi 14 litros de combustible por kilómetro, costo que, según Llanca, resulta “elevadísimo para ponerla en funcionamiento”. Por eso, destacó que “si se logra este proceso se reduciría casi en 80 por ciento el gasto de combustible, lo que permitirá desarrollar el tren turístico con otro tipo de costo y bajar el precio del pasaje, lo que beneficiaria al turista y a la gente del lugar”.

Se calcula que aproximadamente en seis meses, el mítico expreso patagónico podría realizar su primer viaje con combustible limpio.