Una pareja de Cipolletti, provincia de Río Negro, desarrolló pañales ecológicos a partir de que la piel de su bebé se irritaba con mucha facilidad al estar en contacto con pañales descartables (dermatitis de pañal). El proyecto fue declarado de interés provincial por el aporte al cuidado del medio ambiente. 

Nelson Fuentes y Cecilia Cammisa son los autores de este proyecto que lleva el nombre de “Ecomimitos”. El pañal está compuesto por una tela hipoalergénica (mezcla de 50% polyester y 50% algodón) y dos paños absorbentes. Cecilia se centró en el conocimiento que tenía en costura y eso ayudó a crear el primer prototipo de pañal ecológico. “Se lo pusimos y a las 48 horas se mejoró la piel de la bebé. Fuimos al médico y le dijimos que estaba usando telas y ni lo podía creer”, declaró a medios locales.

La secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro conoció la iniciativa y difundió el trabajo que realiza la familia. Con el tiempo sumaron los pañales para usar en el agua y talles especiales para niños con discapacidad.

Nelson y Cecilia se preguntaron “¿Qué ejemplo es el que queremos que sigan nuestros hijos? ¿Cómo queremos educarles? ¿Qué queremos que hagan de mayores? Cuando usamos pañales de tela, les estamos educando y ellos ven que sus padres respetan el medio ambiente y quieren lo mejor para ellos, que no les importa un poco más de trabajo a cambio de todos los beneficios que ello conlleva, y como dice una gran frase, “no te esfuerces en educar, ellos te van a imitar”

Por un caso de dermatitis crónica de pañal con nuestra segunda bebé tuvimos que recurrir a crearnos un pañal de tela, porque probamos todas las marcas en descartables y no había un pañal que le hiciera bien. El uso de la tela en Mei originó por sorpresa para nosotros un cambio repentino en su salud con un recupero inmediato frente a su diagnóstico. Desde ese entonces nunca dejamos de usar pañales de tela en nuestros 3 hijos (Emma, Mei y Jadiel).”