Se trata de una iniciativa que busca repoblar la costa de la capital provincial, donde este tipo de plantas fueron arrasadas por los primeros pobladores para la construcción de barcazas, muebles y hasta el primer fuerte a orillas del río Negro en la Comarca Viedma-Patagones.

La recuperación de esa especie, la única que se considera autóctona de América del Sur, comenzó con un trabajo en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Bariloche y sumó la tarea del Vivero Provincial, ubicado en Viedma, donde se realiza la reproducción de ejemplares.

La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, y el intendente de Viedma, Pedro Pesatti, plantaron los primeros ejemplares de sauce criollo -única especie nativa de América del Sur de este tipo de plantas- en el parque Jorge Ferreira, en cercanía a la costanera de la capital provincial.

En agosto pasado, esta especie fue declarada por el Concejo Deliberante local como “el árbol de la ciudad porque es parte del patrimonio natural”. Es un orgullo ver lo linda que está Viedma, es un trabajo de todos. Es un orgullo para la provincia tener una capital como la que tenemos”, remarcó Carreras.

Por su parte, Pesatti dijo que el sauce “es el árbol que nos vincula profundamente con nuestra identidad. Queremos restablecer dentro de lo posible el orden natural que se vio afectado por la acción propia del ser humano” en la ciudad.