Este tipo de iniciativas combinan la protección ambiental con el desarrollo turístico de manera virtuosa. Por esa razón vamos a impulsar la creación de un nuevo parque nacional que genere nuevas posibilidades para los habitantes de la zona atlántica, junto con el municipio de Sierra Grande”, indicó la gobernadora Arabela Carreras durante el anuncio que se realizó en Sierra Grande.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Juan Cabandié, resaltó la importancia de este proyecto conjunto para las comunidades locales y destacó que “Río Negro contará con su segundo parque nacional, que será el número 40 de una histórica construcción que se inició en esta misma provincia en 1930, con el actual Parque Nacional Nahuel Huapi”.

Con la creación del Parque Nacional, el turista no solamente podrá disfrutar de la hermosa playa de Sierra Grande, sino que también va a poder recorrer un parque nacional. El proyecto, impulsado inicialmente a través de un acuerdo de trabajo entre la provincia y la Administración de Parques Nacionales (APN), al que luego se sumó activamente el municipio de Sierra Grande, tiene como objetivo principal potenciar el desarrollo ecoturístico del área protegida en un marco de conservación de las especies, de la integridad del paisaje y del ambiente en general. La iniciativa se da en el marco del Plan de Manejo del Área, validado participativamente por la comunidad de Sierra Grande y recientemente aprobado por decreto provincial.

Ubicada al norte del balneario de Playas Doradas, el Área Natural Protegida Complejo Islote Lobos fue creada mediante el Decreto Provincial N° 1.402/77 con el propósito de conservar los ambientes sumamente sensibles allí presentes. La misma cuenta con una notable biodiversidad debido a la importante concentración de colonias reproductivas de diferentes especies de aves marinas y costeras, incluyendo migratorias, además de conservar una alta calidad paisajística y un valioso registro arqueológico.

Entre sus singularidades se destacan la colonia de pingüinos de magallanes (Spheniscus magellanicus) más septentrional en el mundo y una importante colonia reproductiva de lobo marino de un pelo (Otaria lavescens). A su vez, alberga una variada fauna continental que incluye guanacos, zorros y peludos, entre otros.

Se espera que la concreción del proyecto contribuya al desarrollo económico de la región y de sus habitantes al ampliar el espectro de actividades comerciales, turísticas y de servicios en una iniciativa de desarrollo turístico integral, que permita convocar al público a vivir experiencias únicas al sureste de Río Negro, respetando sus singulares valores naturales y culturales y colaborando con su protección.