En nuevo hecho de violencia contra animales, un bello ejemplar de halcón milano blanco murió en el Hospital Escuela de la Universidad Católica de Salta, habiendo ingresado con un ala quebrada y con un gran stress, iba a ser intervenido quirúrgicamente, pero las fuerzas del majestuoso animal cedieron y murió. Había sido apedreado salvajamente.

Los halcones milanos blancos son aves muy difíciles de ver, viven desde Panamá hasta Argentina en áreas cercanos a los 3000 metros de altura, tienen un plumaje blanco y con manchas azuladas, los ojos rojos, el pico negro y un vuelo suave y señorial. Su nombre científico es Elanus Leucurus.

Desde 30 metros de altura planea buscando su presa. Por razones que aún se desconocen, apareció en una casa en la ciudad de Salta y un grupo de jóvenes no tuvo mejor idea que herirlo a piedrazos. Su encuentro con el ser humano fue mortal. Generalmente es un animal solitario, sólo está en pareja cuando se reproduce. Las hembras son más grandes que los machos.

Javier Binda, médico veterinario del Hospital Escuela de la Universidad Católica de Salta declaró a la prensa que el pobre animal llegó con su ala izquierda quebrada y con síntomas de mucho stress. El animal había sido rescatado en el fondo de una vivienda por personal de la Subsecretaría de Prevención y Emergencia Animal y ttrasladado a este Hospital, que es reconocido en toda la región por tener las mejores instalaciones y plantel veterinario para atender a animales heridos. Pero a pesar de que intentaron intervenirlo, murió.