Según los especialistas, las heladas que se produjeron en la zona de los cerros, al oeste de la localidad, provocaron una importante disminución en los frutos y vegetales silvestres, motivo por el cual estas aves llegan a la zona urbana en busca de alimentos como paltas, naranjas, nísperos y cocos, entre otros.

Si bien la presencia de los tucanes en la zona urbana puede ser un espectáculo natural para apreciar, son preocupantes los ataques que estas aves sufren en manos de niños, pero también adultos que los atrapan con trampas y les disparan con gomeras y hasta rifles de aire comprimido.

Nuestra ciudad es muy privilegiada al tener la presencia de los bellos tucanes, como también se observan loros, palomas y otras especies, que ya prácticamente habitan entre nosotros. Por eso venimos realizando importantes tareas de concientización en las escuelas, para que los más chicos sean transmisores de la importancia de cuidar a estas aves“, expresó a El Tribuno, la directora de Turismo, María Laura García.

Los tucanes son una especie protegida y su caza y captura está prohibida. En los últimos años, la Municipalidad inició una actividad en la que incentivaba a los niños a intercambiar una honda o gomera por un juguete o un libro. “En octubre, en el mes de las aves, tenemos pensado repetir esta iniciativa. Los tucanes, loros, palomas y otras especies que hay en la ciudad son un importante atractivo turístico. Además, nuestra zona tiene una gran potencial en lo que respecta a avistaje de aves“, remarcó García.