El carpincho es considerado el roedor más grande del mundo, su peso varía regionalmente de 35 a 91 kg; presenta diversas adaptaciones a la vida acuática: los ojos, las orejas y los orificios nasales están situados en la parte superior de la cabeza, y posee membranas interdigitales que facilitan su desplazamiento en el medio acuático.

 

Es un animal semiacuático que utiliza diversos tipos de hábitats cercanos a cuerpos de agua como: bosques ribereños, llanuras aluviales, bañados, esteros, orillas de ríos, arroyos, lagunas y manglares.

 

Hugo Bilbao, director ejecutivo del OPDS, quien participó de la jornada, explicó que “preservar la biodiversidad contribuye a mejorar las condiciones ambientales en las que vivimos, como nos indica el gobernador Daniel Scioli”.

 

Además, decidió fomentar su cría en cautiverio de manera de no afectar las poblaciones naturales, satisfacer la demanda del mercado peletero y contribuir de esta forma a la generación de empleo genuino.

 

¿Sabías que el carpincho aumenta sus defensas frente al estrés?

 

Fuente: Télam.