Las lluvias en la provincia de San Juan causaron un gran daño en la producción agrícola de la provincia, especialmente la vitivinicultura y justo a pocos días del inicio de la vendimia. El director de Asuntos Vitivinícolas de la provincia, Jorge Escobar explicó en radio La Voz de esa provincia, “que la lluvia afectó a todos los departamentos productivos, incluyendo a Albardón, San Martín, Angaco, Caucete y 25 de Mayo”.

El funcionario aclaró que aún no tiene un cálculo elaborado sobre los daños pero adelantó que serán cuantiosos. La gran cantidad de agua que han caído en los parrales tiene dos consecuencias. Por un lado, que no se podrá ingresar a las plantaciones hasta dentro de unos días cuando se seque un poco el suelo. En tanto que el otro problema es el aumento considerable en el riesgo de que las vides comiencen a sufrir enfermedades por la humedad excesiva, como por ejemplo la temida peronóspera. Sobre este tema Escobar aclaró que evaluarán las acciones a seguir porque no todas las plantaciones podrán aplicar químicos para prevenir la peronóspera. Es que según el funcionario debe haber un tiempo de “carencia” entre la aplicación de las drogas y la cosecha de la uva y como ya no quedaría tiempo, se tendría que cosechar como está. Este no fue un buen año para la producción local. Es que antes de las lluvias hubo dos fuertes heladas tardías y dos olas de intenso calor.

Desde el miércoles pasado que fuertes lluvias afectaron a varias localidades de la provincia de San Juan y como consecuencia hay 2.502 evacuados, según informó el gobierno de la provincia. Debido a la gravedad del mal clima, las autoridades lo consideraron “el peor temporal de los últimos años”. La cantidad de afectados llevó a que el gobernador José Luis Gioja, se comunicara con el ministro de Planificación, Julio de Vido, y la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner. “Buscan acelerar la operatividad y la ayuda para los evacuados, que están alojados en escuelas y centros comunitarios de cada localidad”, contó Márquez.

La información del gobierno sanjuanino detalla que lo que más se necesita es leche, agua y ropa para los evacuados. Además, manifestaron que “habrá gente que no podrá regresar a sus casas por los grandes daños sufridos” y afirmaron: “Trabajaremos junto al gobierno nacional para evaluar daños y ver cómo seguir”.

El funcionario de gobierno también hizo referencia al estado de las rutas y accesos a las localidades afectadas: “Las rutas 40 y 20 están transitables, pero no se permite el paso por precaución en la 141, que va de San Juan a la Rioja”. Por el momento, se lleva registrado una caída de 85 milímetros de agua, pero anoche también hubo lluvias y aún no están los números definitivos. El Servicio Meteorológico estima que hasta el domingo por la mañana las lluvias continuarán de manera aislada.