Vecinos del extremo y árido noroeste provincial recibieron un importante aporte del Ministerio de Producción que les permitirá conservar alimentos con frío generado por pantallas solares y a su vez armar nuevos corrales y gallineros que aumentarán su producción.

La Escuela N° 329 “Pedro Bianchi”, en el paraje Balde de Azcurra, bien al norte del departamento Ayacucho, juntó este martes a numerosos vecinos de una amplia zona porque allí fueron citados por el Ministerio de Producción, tras un previo relevamiento, para entregarles heladeras solares y un kit para corrales compuesto por postes, chapas galvanizadas, alambre de alta resistencia y rollos de alambre perimetral.

Las 26 familias beneficiadas celebraron con largos aplausos este aporte que les permitirá comercializar sus producciones de animales vacunos, caprinos y porcinos a un mejor precio, porque además de contar con corrales adecuados, el Ministerio de Producción los asistirá sin cargo con estudios sanitarios para alcanzar una óptima sanidad animal.

Luego de transitar los 175 kilómetros que unen la capital puntana con Balde de Azcurra, el equipo del Plan “Cultivando nuestra tierra”, a cargo de Cristina Ratto, armó en poco más de una hora una huerta completa en la escuela del paraje, con plantines y semillas de estación para que sirva como modelo a los chicos y que lo transmitan a sus familias para estimular el autoconsumo de verduras totalmente orgánicas.