En el marco del programa “Mosca de los Frutos”, más de 130 establecimientos educativos de diferentes puntos de la provincia de San Luis, se plantaron 430 frutales de especies como durazno, manzana, pera y ciruela.

Centros educativos públicos, privados, escuelas generativas y autogestionadas recibieron capacitaciones para tener un buen frutal. “El objetivo es brindar conceptos básicos del cuidado de los frutales, acercándonos más al modelo de un monte frutal familiar, donde el manejo de las plantas no es tan estricto como el caso de un monte frutal de producción. Creemos que la mejor manera de fomentar la fruticultura es a través de los chicos”, expresaron desde la cartera productiva.

Si deseamos producir fruta de buena calidad y cantidad, debemos estar dispuestos a cuidar nuestro frutal con dedicación y esmero durante todo el año”.