El balance realizado por el Ente Administrador de Plantas de Reciclado y Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) indicó que desde enero hasta noviembre se logró una recuperación de un total de 2.078.790 kg de material reciclable que es vendido al sector privado para ser tratado y luego reinsertado en el mercado, logrando así concretar una economía circular.

El plan de regionalización de residuos sólidos urbanos de San Luis cuenta con una disposición estratégica de cuatro plantas: “La Jarilla” (Quines), “El Jote” (Carpintería), “Peuma” (La Toma) y “La Metropolitana” (Dónovan).

En papeles y cartones (646 mil kg), plásticos (514 mil kg), vidrio a granel (324.343 mil kg), botellas y frascos (197 mil unidades), aluminios, cobre y hojalata (188.530 mil kg), tetrabrik (154 mil kg), trapos de algodón (154.041 mil kg), y residuos orgánicos (47.690 mil kg), llegando a un total de 2.078.790 mil kg.

En el caso particular de “El Jote”, los residuos orgánicos recuperados se utilizan para alimentar su biodigestor y generan energía limpia para el funcionamiento de la planta.

Con respecto al total, la cifra muestra un aumento del 13,6 % de ingresos de residuos con respecto al año 2018. Siendo ‘El Jote’ la planta con mayor ingreso de RSU con un 43 % y en segundo lugar ‘La Metropolitana’ con 32 %’.