Se trata de un religioso de esa ciudad del noreste bonaerense que violó la cuarentena y realizó actividades en el templo a puertas cerradas, y también visitó a varios vecinos.

La Secretaría de Salud de la Municipalidad de San Pedro informó que hasta la fecha hay 52 casos confirmados de Covid-19 (48 activos y cuatro recuperados) y que “se trabaja en el operativo de aislamiento de los contactos estrechos de los casos positivos, especialmente con los nexos del pastor evangélico”.

“Por relación con las situaciones denunciadas y los casos positivos activos, se han realizado múltiples controles que aún continúan y se mantienen aisladas aproximadamente 200 personas”, indica el comunicado.

Además consignaron que “se efectuaron visitas y relevamientos en todas las zonas en las que este hombre de 55 años ha mantenido contactos, violando la obligación de aislamiento y generando una situación de riesgo que ha movilizado a todas las áreas de la Municipalidad”.

El pastor, calificado como un irresponsable por el intendente Cecilio Salazar, fue trasladado al Complejo del Ex Tiro Federal para continuar su aislamiento con custodia policial.

“Una persona me llamó el jueves pasado para contarme que el pastor tenía síntomas compatibles con Covid-19. Envié enseguida al equipo de salud y le realizaron el hisopado”, contó en declaraciones a Télam el jefe comunal.

Tras dar positivo en Covid-19, “intentamos que nos dijera con quiénes había estado en contacto pero él se mostró remiso a dar información y nos dijo que tenía su congregación cerrada desde hacía tres meses. Pero la gente empezó a llamarnos para contar que él seguía visitando fieles por la ciudad”, relató Salazar.

El intendente expuso que, por ese motivo, se comenzó a rastrear a las personas que habían estado cerca del pastor y detalló que, tras detectar unos 30 contactos estrechos, se decidió hisopar a 5 que presentaban síntomas compatibles con la enfermedad.

“Estábamos a punto de pasar a la fase 5 de la cuarentena. Esperamos no tener que retroceder porque ello perjudicaría a los pequeños comercios. Aquí todo el mundo cumple con los protocolos y cuidados. Sería injusto que por un irresponsable paguen todos los vecinos”, opinó.