¡Buscados! En la actualidad, los SPC argentinos son buscados hasta por los jeques árabes. A un SPC se le diagrama un cronograma de competencias para su vida deportiva. “Son como los futbolistas”, explica Daniel Galeano, de Stud Book. “Si sale uno bueno, enseguida se lo llevan de Arabia, Singapur o Hong Kong, que hoy son los principales destinos.” La Argentina tiene una producción anual de 8.500 SPC. El plantel total es de unas 15 mil yeguas y 800 padrillos. Hay cerca de 700 criadores activos. Nuestro país es el principal productor de la región y el cuarto del mundo. Un caballo puede debutar a los 2 años de edad. Hay que ser sumamente cuidadosos en el trato que se les da porque estos animales son frágiles como copas de cristal.

Cracks famosos. “Invasor”, un caballo rioplatense, fue elegido en Estados Unidos “Caballo del Año 2006”. En 2007 ratificó sus logros obteniendo la Dubai World Cup, una millonaria competencia, para consagrarse definitivamente y entrar en la historia mundial como uno de los mejores caballos de todos los tiempos. “Candy Ride” es otro de nuestros cracks más famosos. Aunque su vida deportiva dura unos 3/4 años, son bien longevos: llegan a vivir entre 20 y 30 años. La raza SPC no admite inseminación artificial; los servicios deben ser naturales. “La cría no es exclusiva. Muchos se agrupan para comprar un producto. Es un hobby abierto y apasionante”, comenta Galeano. ¡Largaron!

Más info: www.studbook.com.ar