Las recientes lluvias volvieron a complicar el panorama y pusieron en jaque a varias poblaciones del oeste santafesino: cerca de 15 mil hectáreas de esta región están severamente comprometidas en tres cultivos: maíz, soja y sorgo. Por eso, es que esta zona va camino a convertirse en un verdadero “desastre” para el sector agropecuario. Se trata de las localidades de Bauer y Sigel, Santa Clara de Saguier y Josefina.

“Después de cinco días de alivio, anteayer llovieron 30 milímetros en 20 minutos. Hoy podemos decir que la situación se complica cada día, porque las napas freáticas están a flor del piso y lo poco que llueve no puede ser absorbido por terrenos saturados”, explicó a El Litoral el presidente comunal de Santa Clara de Saguier, Santiago Salvagno.

El funcionario describió: “En 2012 tuvimos 8.000 hectáreas inundadas en este distrito, lo que hace que la cosecha no se haya podido retirar y lo sembrado después tampoco. El panorama se repitió en noviembre del año pasado y ahora nuevamente, teniendo en cuenta que el mes de febrero, que concluyó hace pocos días, ha sido uno de los más lluviosos en años”, remarcó.

Ante una consulta, Salvagno sostuvo que “el agua se acumula por la falta de declive natural. Si a eso le sumamos los aportes que llegan desde el este cordobés, el panorama es desolador. Desde comienzo de febrero no hay posibilidad alguna de ingresar a los campos ni tampoco destinar maquinarias para retirar la cosecha. Los maizales estaban listos para cosecharse y eso es todo pérdida. Lo propio ocurre con la soja, que no llegó en ‘enchauchar’ y se está secando. También eso es una gran pérdida para el productor”, relató.

Pero además de los cultivos que van camino a incrementar el pasivo de la zona, se suma la situación que enfrenta el sector tambero, en una región incorporada a la principal cuenca lechera de América Latina. Según Salvagno, están imposibilitados de producir decenas de tambos en el límite entre Santa Fe y Córdoba.

El presidente comunal de Santa Clara de Saguier hizo referencia a los trabajos que son necesarios para revertir el panorama. “La provincia encaró un estudio en 2012. Se trata del relevamiento de datos topográficos desde el canal Vila-Cululú hasta el límite, conocido como canal interprovincial. Se trata de una extensión de 33 kilómetros. Ahora falta completar la planimetría y otros relevamientos necesarios para definir la obra que permita un alivio a esta zona”, subrayó.

Salvagno fue contundente al sostener que “hoy no hay nada que solucione el problema en forma inmediata. Por eso decimos que con lluvias cada vez más chicas, el problema es cada vez más grande”.

Varios presidentes comunales del oeste de Santa Fe e intendentes del este de Córdoba, se reunieron este fin de semana en Bauer y Sigel para evaluar la situación generada por las inundaciones que se repiten desde finales de 2012. Se evaluaron las acciones individuales ante los respectivos ministerios de la Producción y los avances de los estudios topográficos realizados y su continuidad. Asistieron, además de la presidente comunal local, sus pares de Colonia Iturraspe, Santa Clara de Saguier, Colonia Cello, Josefina, San Francisco, Freyre y Estación Luxardo.

Fuente: Diario El Litoral (José E. Bordón)