“Mara este año está cumpliendo 50 años de cuarentena perpetua: 25 en circos desde que fue vendida en Alemania al poco tiempo de nacer en cautiverio, y luego 25 años más exhibida como una cosa en el Zoológico de Palermo”, expresan desde la organización SinZoo lamentando la postergación de la tan ansiada partida de Mara al Santuario De Elefantes Brasil.

Las fronteras entre Argentina y Brasil se encuentran cerradas como una de las medidas para mitigar la pandemia por Coronavirus. “Hasta nueva fecha no se podrá seguir con la planificación original, lo cual es totalmente comprensible, pero nos duele”, indicaron.

La elefanta aún está cumpliendo la cuarentena correspondiente previa a su traslado, y está teniendo los exámenes de la misma, con lo cual no necesitará recomenzar todo el proceso una vez que las políticas permitan que pueda iniciar el viaje de 2.700 kilómetros por tierra a su nuevo hogar, viaje que demandará entre cuatro y seis días.

Mara llegó al antiguo Zoológico de Buenos Aires, producto de un decomiso judicial al Circo Rodas en el año 1995. Desde entonces comparte su cautiverio con “Kuky” y “Pupy”, dos elefantas hermanas nacidas en el Parque Kruger de Sudáfrica.

El traslado de Mara se había convertido en prioridad del Ecoparque después de la relocalización de la orangutana Sandra que ya se encuentra en el santuario Center for Great Apes, en Florida, Estados Unidos.