Se trata de los incendios denominados Zanjón Seco -iniciado el 18 de septiembre, que ya arrasó cerca de 3 mil hectáreas- y Arroyo Yuto -iniciado entre el 9 y 10 de octubre, que arrasó más 5 mil hectáreas-, indica un comunicado de prensa del Parque Nacional jujeño, que asegura que “las condiciones meteorológicas de los últimos días han generado que los incendios avanzaran a gran velocidad.”

El comunicado informó que “A través del Sistema Nacional de Manejo del Fuego y de la Dirección de Incendios Forestales de la Administración de Parques Nacionales, el Gobierno Nacional despliega recursos humanos, vehículos especiales, medios aéreos y equipos operativos como complemento a las estructuras jurisdiccionales de lucha contra el fuego.”

La intendencia del parque realizó una denuncia en la Fiscalía N° 1 de Jujuy a cargo del Dr. Sebastián Jure, “a fin de que se investiguen los causantes del evidente daño ambiental producido por un incendio de importante intensidad. Esta denuncia tiene el propósito de investigar la autoría de los siniestros descriptos, a fin de prevenir futuras conductas dañosas que son nocivas al Patrimonio Natural y Cultural”, indican.

De acuerdo a un relevamiento, toda el área afectada por el fuego representa poco más de 2,4% de la superficie total del departamento Ledesma, ubicado a unos 100 kilómetros al noreste de la capital provincial.

Junto al personal del Parque Nacional Calilegua, se encuentran trabajando guardaparques y brigadistas de los Parques Nacionales Copo, Impenetrable, Chaco, El Rey, 14 brigadistas del Sistema Nacional de Manejo del Fuego, junto a dos aviones hidrantes del Sistema Nacional. Y además, hoy arribaron 20 combatientes de los Parques Nacionales del sur acompañados por el Director Nacional de la Dirección de Lucha contra Incendios Forestales y Emergencias de la Administración de Parques Nacionales, Victoriano Curhual.

Según se informó, se ha configurado una estrategia de combate en conjunto desde la Administración de Parques Nacionales, la Dirección de Incendios Forestales y Defensa Civil de la Policía de Jujuy en el marco del Comando de Incidentes, a fin de optimizar resultados y recursos.